Antioquia

Detenidos dos presuntos jefes de la banda “Los Urabeños”
18 de Mayo de 2012


Los presuntos delincuentes son requeridos en extradición por tribunales de La Florida en Estados Unidos, por delitos federales de narcotráfico.

Foto: Cortesía 

Foto: Policía Metropolitana del Valle de Aburrá

 


EFE


Las autoridades detuvieron en El Poblado a dos presuntos jefes de la banda "Los Urabeños", una de las más importantes organizaciones criminales, pedidos en extradición por EE.UU. y a quienes se les acusa de estar relacionados con más de 90 asesinatos, informó hoy la Policía.


John Fernando Giraldo Úsuga, alias "Simón", y su hermano Juan Diego, alias "Otoniel", fueron detenidos en una vivienda del exclusivo sector de El Poblado, junto con otras ocho personas, al parecer miembros de "sus anillos de seguridad".


Según un comunicado de la Policía, los capturados eran jefes de la banda "Los Urabeños", dedicada al tráfico de drogas, secuestro y asesinato, entre otros delitos.


"'Simón' estaría vinculado a la comisión de más de 90 homicidios" ocurridos en el año pasado, entre ellos "cinco integrantes de una misma familia", en hechos registrados en noviembre de 2011, en Marinilla, según el reporte policial.


El presunto delincuente hizo parte del Bloque Libertadores del Sur de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), con el que se desmovilizó, pero no se sometió a la justicia y siguió delinquiendo en asocio con Daniel Rendón Herrera, alias "Don Mario", capturado en abril de 2009.


Los Giraldo Úsuga, según las autoridades, "ejercían control sobre al menos 400 delincuentes armados" que actuaban en diez localidades de Antioquia.


En Medellín, el presidente Juan Manuel Santos, celebró la doble detención.


"Hay que anunciar y celebrar una captura que hizo la Policía de un alias 'Simón' y su hermano, que son el 'número tres' y el 'número cuatro' de ese clan 'Úsuga', que ustedes saben de quiénes se trata, de esa organización criminal que tanto daño ha hecho", reveló Santos al finalizar un Consejo de Seguridad en la ciudad. 


Las autoridades adelantaron investigaciones durante dos años para acopiar pruebas que vinculan a los detenidos con acciones criminales y de narcotráfico.


A comienzos de este año, en una operación de la Policía, murió a pocos kilómetros de la frontera con Panamá, Juan Úsuga David, máximo jefe de esa banda criminal y familiar de los ahora detenidos.