Economía

Buyers will not see discounts yet
Compradores aún no verán descuentos
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
16 de Mayo de 2012


Contrario a lo que pensaban muchos colombianos, productos como electrodomésticos, carros y ropa no entrarán más baratos a Colombia. Les contamos por qué.

Foto: Juan Carlos Bolivar Molina 

Televisores plasma y LCD, computadores, equipos de sonido y otros mecanismos electrónicos, tampoco tendrán rebajas de precios con el TLC con EE.UU., por lo menos de forma inmediata.

Hace casi más de un año que Alex Bustamante, vendedor de un almacén de electrodomésticos del Centro Comercial El Diamante, de Medellín, le viene escuchando a sus clientes la misma pregunta: “¿ese televisor sí va a bajar de precio con el TLC?”.


Se trata de la inquietud que a muchos colombianos, y no solo en cuanto a electrodomésticos, les ha surgido con este acuerdo comercial que ya inició. No obstante, la respuesta también se ha convertido en el común denominador de los comerciantes: “no se sabe”. Así lo manifiesta este vendedor, quien asegura desconocer siquiera en qué nos va a favorecer, por lo que “la gente tiene que bajarse del paseo de que todo va a ser más barato”.


Precisamente Camilo Herrera, presidente de la empresa investigadora de mercados Raddar, manifestó que si bien aún no han hecho ningún sondeo sobre el tema, “lo que uno ha escuchado, es que la gente cree que los precios de los productos van a bajar en el corto plazo, sobre todo en el sector textil-confecciones, sin que sea cierto”.


La razón según Herrera, es que al igual que la mayoría de los productos que están esperando adquirir los colombianos, no son hechos en EE.UU. sino en otros países, por lo que entonces no tendrán preferencias en el TLC.


 “Por ejemplo, un caso muy común son los productos de Apple, que por detrás dicen: ‘diseñado en California, ensamblado en China’, lo mismo que una marca como Gap que también está producida allí, no podrán entrar a Colombia con los beneficios del TLC, porque no es hecho en los EE.UU.”.


Adicionalmente, muchas empresas importadoras deberán resolver varios trámites logísticos para traer mercancía, y las que ya tienen inventarios, como muchos de los grandes almacenes de cadena, deberán liquidarlos primero, antes de traer productos con las nuevas reglas.


Otro sector que ha estado a la expectativa es el automotriz, como lo comenta Carlos Mario Restrepo, gerente General del Grupo Caribe Motors, quien ha visto cómo desde que Obama firmó el TLC en el último trimestre del año pasado, automáticamente se redujo la venta de vehículos, por quienes pensaron comprar más barato luego de la aprobación. No obstante, aseguró que si “hay un cambio de precios, será por otras razones como la tasa de cambio y no por el TLC como tal”, por ahora.



Certificado de origen


Este documento es una de las condiciones para que productos que se van a exportar puedan gozar de las exenciones arancelarias. Su objeto es certificar la procedencia del mismo, es decir, en qué país se fabricó el producto. En el caso del TLC entre Colombia y EE.UU., el certificado de origen es un requisito para obtener las preferencias para la entrada al otro país. Este mecanismo sirve entonces para evitar, por ejemplo, que productos que son maquilados en otros países diferentes al del acuerdo comercial no se beneficien de la reducción de los impuestos, así como para promocionar ciertos productos que son comprados solo por su procedencia, como pasa con el café colombiano.