Gente

Lamps, Tin Tin and
Lámparas, Tin Tin y sabores
Autor: Carmen Vásquez
7 de Mayo de 2012


Hay semanas que en el corre corre de la actividad social se ven estampas distintas, llenas de creatividad, arte y delicioso gusto. Así transcurrió una de estas semanas en donde la pertinaz lluvia de la noche pasa de largo con un buen vino.

Hay semanas que en el corre corre de la actividad social se ven estampas distintas, llenas de creatividad, arte y delicioso gusto. Así transcurrió una de estas semanas en donde la pertinaz lluvia de la noche pasa de largo con un buen vino.


Noche fría pero con una amplia luz que salía de las más bellísimas lámparas de la marca internacional Diesel, que además del mundo del denim, ahora hace alianza con Foscarini, una de las marcas italianas más prestigiosas en lámparas y con Moroso, donde la exclusividad de sus muebles es innegable. Todo esto se traduce en Diesel Home, lámparas y muebles. Presentación en noche de vinos, moda, diseño y unos pasabocas de una delicia única. Arquitectos y diseñadores invitados quedaron sorprendidos.


Un poco más temprano, a esa hora en que el sol sale y deja la lloviznita recibiendo las primeras horas oscuras,  lo que se llama final de la tarde a las 5:30, se da un perfecto color para estar en la Galería Naranjo & Velilla con el joven maestro Gabriel Ortega. Sobrada exposición la de este hombre paisa que hace buen tiempo emigró a España e Italia, pero su sencillez tan notoria como la carita divertida de su héroe Tin Tin, no le ha dejado perder su acento paisa, ni el reconocer y compartir con sus amigos de siempre.


De entrada uno ve aquellas figuras que son y han sido cartel de primera en el mundo de las caricaturas y personajes del arte o también... un lindo Cupido de copete rojo. Sigue paso a paso cada obra y se imagina uno su taller como un verdadero “muñequero” en donde su Tin Tin vive muchas situaciones... la que más me gustó...Tin Tin en la Ópera. Es una exposición para visitarla en familia.


Hora del mediodía y a la mesa con impecable mantel blanco llega un plato surtido de las delicias del oriente, un verdadero festín de la cocina árabe: empanada árabe, kibbe, pan pita relleno con cordero y garbanzos. Unos sorbitos de vino argentino, canciones románticas en la dulce voz de Yudy Muñoz, que es puro bolero y sigue el fuerte de estofado de pollo con un toque especial que le dio el chef, Gabriel Rodríguez. A la hora de la verdad, un plato vale por ese “toque” personal y de conocimiento en la cocina. Esta fue la invitación que nos hiciera la encantadora gerente del Hotel Poblado Plaza a su Festival de Olores y Sabores de la Gastronomía Árabe.