Columnistas

Al Sr. Alcalde An韇al,respetuosamente
Autor: Alejandro Garcia Gomez
27 de Abril de 2012


En enero de este a駉, por primera vez se solicitaba al se駉r Alcalde An韇al Gaviria colocar un sem醘oro entre la Villa Ol韒pica y el centro comercial Obelisco o, al menos, hasta el tri醤gulo central separador de la calle

1.- En enero de este año, por primera vez se solicitaba al señor Alcalde Aníbal Gaviria colocar un semáforo entre la Villa Olímpica y el centro comercial Obelisco o, al menos, hasta el triángulo central separador de la calle, el mismo que permite más fácilmente el paso hacia ese centro o hacia la Unidad Deportiva Atanasio Girardot. En la Villa, toman su alimentación los deportistas de alto rendimiento de Antioquia. Al Alcalde Alonso Salazar desde esta columna se le hizo la misma solicitud por tres veces, pero fue en vano. Esta es la segunda vez que se la eleva al actual alcalde, la quinta en total. El riesgo para la vida e integridad de los deportistas y el resto de usuarios es demasiado grande. ¿Podría dar lugar a demandas al Estado, quién sabe si con acción de repetición?


2.- En las calles y carreras que rodean la estación San Javier parece que imperara la ley de la selva. Allí sí hay semáforos, pero casi nadie del transporte público (buses, busetas, volquetas, camiones, etc.) cumple las normas ni menos se ve una autoridad que las haga cumplir. Esta columna ya lo había manifestado, en vano, en anterior oportunidad.


3.- Pico y placa: podría, a manera de ensayo, acortarse el tiempo del pico y placa en quince o veinte minutos en la mañana, es decir, que se termine a las 8:10 u 8:15 en vez de las 8:30 am. Se ha notado que después de las 8:05 am significativamente el flujo vehicular disminuye, es decir, se acaba la hora pico. Habría que estudiarlo en la tarde.


4.- En anterior oportunidad, esta columna se quejaba de la alta velocidad con la que circulan las motos dentro de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot, poniendo en riesgo vida e integridad de los desprevenidos usuarios. A veces parece que son los mismos vigilantes de la institución que llegan o salen de cumplir jornada laboral, u otros a quienes según los quejosos no se les llama la atención. La situación sigue igual.


5.- Sobre Velocidad Máxima Permitida (VMP): ¿Cuántos cientos de millones de pesos y desgaste gubernativo se habrían podido ahorrar los usuarios de las cuatro calzadas aledañas al río Medellín y el gobierno municipal, de haber tomado desde hace mucho los 80 Km/h como VPM, como era lo sensato? En la misma situación se encuentran otras vías rápidas de la ciudad, en las que se podría aumentar razonablemente la VMP a los mismos 80Km/h. Como la Avenida Guayabal, varias otras podrían estar en la misma situación. No es que desconozcamos el beneficio que las fotomultas a la velocidad–así sea controversial- ha traído a la ciudad. Es que se puede mejorar la norma.


6.- Fotomultas de semáforos: que se cobre sólo en aquellos donde clara y visiblemente desde lejos se observe el reloj que anuncia su cambio verde a amarillo. Es lo justo, para que los conductores no tengan que hacer sorpresivos frenazos que ponen en riesgo la integridad propia y la de quienes transitan detrás de cada vehículo. Ahí sí no habría ninguna excusa para el incumplimiento. De no ser así, la norma podría ser demandada con este argumento no sé si por acción popular, o por tutela de algún sancionado, con el posible gran riesgo de tener que devolver todo ese dinero recaudado hasta ahora.


7.- A los separadores de las calzadas de vías como la Regional (ambas en sentido sur-norte) se les sembraron hace tiempos plantas ornamentales, con flores que engalanan aún más nuestra bella ciudad. Eso está bien. Lo que no lo está, es que las ramas de esas plantas, cada día, vayan invadiendo más los carriles aledaños a los separadores, por la falta de cuidados de poda. Esto ocurre, p. ej., en la vía en mención en el tramo entre Monterrey y Homecenter. Se invita al encargado de estas funciones a repasar la ciudad para que detecte qué otros puntos hay en la misma situación o árboles desvencijados.


Nota.- Mi solidaridad para con el director de este periódico, Ing. Guillermo Gaviria Echeverri, y para con su familia y familiares. Esperamos que una transparente justicia actúe pronto.