Columnistas

M醩 regalos para farmac閡ticas
Autor: Guillermo Maya Mu駉z
26 de Abril de 2012


Los medicamentos biotecnol骻icos, a diferencia de los de s韓tesis qu韒ica, son productos cuyos ingredientes activos (mol閏ulas) se han obtenido mediante el empleo de microorganismos o c閘ulas vivas

Los medicamentos biotecnológicos, a diferencia de los de síntesis química, son productos cuyos ingredientes activos (moléculas) se han obtenido mediante el empleo de microorganismos o células vivas, y cada vez cobran más importancia en los tratamientos de enfermedades no transmisibles, cáncer, diabetes, procesos inflamatorios, etc. En Colombia se ha venido desarrollando, en los últimos meses, un debate sobre estos medicamentos, a propósito de su reglamentación por parte del Ministerio de Salud.


La mayoría de estos productos son importados –no producidos en Colombia- por las multinacionales farmacéuticas que tienen gran músculo financiero y político, y capacidad de fijar los precios, en la mayoría de los casos por encima, incluso de países desarrollados.


De acuerdo a los investigadores de Fedesarrollo Roberto Steiner y Juan Gonzalo Zapata, en “los medicamentos que no tienen competencia, que son gran parte de los analizados, se encuentra que los precios en el mercado nacional son superiores al promedio, (…)”. Por ejemplo, el Adalimumab es 173% más caro que en el Reino Unido; el Interferón Beta 1-B es 3.204% más caro que en otros países; el Rituximab sobrepasa los 1.300 dólares, cinco veces más que el precio en el Reino Unido de 278. Las enfermedades son ganancias para las multinacionales: Roche Holding Ltd. se gana US$19.000 millones anuales en tres medicamentos: Rituxan (Linfoma de Hodgkin), Avastin (cáncer de colon) y Herceptin (cáncer de seno). En México, la situación no es mejor, una paciente de cáncer necesita 17 tratamientos con herceptin, y cada uno cuesta 3.000 dólares (NYT, sep. 18-2011).


Se estima en 5.000 mdd (millones de dólares) el mercado colombiano de medicamentos, de los cuales 800 mdd son biotecnológicos, es decir un 16%. Debido a los costos, estos medicamentos representan un peso creciente en las finanzas de Fosyga, porque están por fuera del POS (plan obligatorio de salud), y las EPS los recobran a Fosyga. En 2008, los seis medicamentos más recobrados eran biotecnológicos.


El lobby a favor de las multinacionales ha abogado por la introducción de regulaciones en la legislación colombiana que impidan la competencia, a través de la prohibición o  restricción a las importaciones paralelas, o a través de normas que impidan la producción de genéricos, exigiendo a quienes pretendan producir genéricos, que hagan los estudios “preclínicos y clínicos” de los genéricos, que usan las mismas moléculas activas que los medicamentos de marca. Esta exigencia acabaría con los medicamentos genéricos biotecnológicos.


Igualmente, la legislación sobre medicamentos viene siendo diseñada en los llamados tratados de libre comercio –TLC-, en el capítulo de patentes y propiedad intelectual, cuyo objetivo es mantener el mayor tiempo posible el dominio de la multinacionales sobre las patentes, retardando así la salida de genéricos al mercado.


Si el país no trata de enderezar el camino en el asunto de los medicamentos, (1) en lo relativo a las patentes, que fueron prolongadas por cinco años más, con la retención de los datos de prueba (Decreto 2085 de 2002); (2) incentivar las importaciones paralelas de aquellos países, China e India, que produzcan genéricos a bajo precio; (3) exigir a las multinacionales que produzcan en Colombia, como lo hace Argentina, Brasil y Uruguay, Colombia se va a ver obligada a gastar un presupuesto creciente en los medicamentos, poniendo en peligro el sistema de financiamiento de la seguridad social, y la salud de los colombianos. Claro que la elite colombiana, aquella que toma las decisiones, no lo va a hacer, porque “nosotros no expropiamos”. Cambiar reglas de juego es “expropiación regulatoria”. “Hacemos regalos”, como hizo el ex-ministro Diego Palacio con la multinacional Roche. ¿Quién vive y quién muere? ¿Qué lo decidan los laboratorios?


Aclaración: En la columna anterior, “Regalos para multinacionales farmacéuticas”, me equivoqué. Roche es un laboratorio suizo, no estadounidense. Sin embargo, eso no cambia la historia de que el gobierno colombiano entrega regalos a las multinacionales. El TLC en curso, entre Colombia y la Unión Europea, hay uno firmado con Suiza, es tan estricto en materias de patentes como el TLC con EEUU. Además, Genentech, que sí es estadounidense, fue adquirida por Roche en 46.000 mdd y goza de las prerrogativas entregadas a EEUU en el TLC.