Economía

Argentina busca inversión mientras crece polémica por el precio de YPF
23 de Abril de 2012


El Gobierno argentino busca inversores para aumentar su producción de hidrocarburos. Mientras tanto, Repsol tomará medidas en contra de una posible entrada de inversores en el capital de la firma.

 


EFE


El Gobierno argentino siguió hoy en la búsqueda de inversores para aumentar su producción de hidrocarburos mientras crece la polémica sobre la indemnización que debería pagar al grupo español Repsol por la expropiación del 51 por ciento de sus acciones en YPF.


Los gestores de la petrolera YPF, intervenida el 16 de abril por el Gobierno, iniciaron hoy una ronda de reuniones con directivos de la argentina Medanito y las estadounidenses Conoco Phillips y Chevron en busca de acuerdos para impulsar la producción de hidrocarburos, informaron fuentes oficiales.


Para mañana, además, está prevista una reunión con la estadounidense Exxon mientras que en los próximos días se espera una cita con los de la canadiense Talismán, agregó una nota de la web del Gobierno argentino.


Los funcionarios salieron a buscar inversiones después de que la decisión de la presidenta argentina, Cristina Fernández, de intervenir la compañía y enviar un proyecto de ley al Parlamento, de mayoría oficialista, para expropiar el 51 por ciento de las acciones de la petrolera y de la empresa YPF Gas, ambas en manos de Repsol.


En respuesta, Repsol confirmó hoy que tomará medidas legales contra cualquier compañía que intente invertir en YPF o subsidiariamente en sus activos.


El grupo español, dueño del 57,43 por ciento de las acciones de YPF, ha instruido incluso a sus abogados para actuar en contra de una posible entrada de inversores en el capital de la firma, señalaron fuentes del consorcio.


El presidente de Repsol, Antonio Brufau, reclama  diez mil millones de dólares en compensación por las acciones que le serán expropiadas al grupo, precio que el Gobierno argentino se opone a pagar.


"Siempre se va a indemnizar con los valores que corresponda, los de verdad, no los que se les antoje a este señor que ha sido el responsable de esta situación de saqueo y depredación a la que han sometido a YPF", dijo hoy el senador y ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández a la televisión local.


Según medios argentinos, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, a quien se le adjudica la autoría del proyecto de expropiación, aseguró a Cristina Fernández que la indemnización será de "cero pesos" después de que el Tribunal de Tasación establezca el precio de la compañía, tal como fija el proyecto de ley.


En medio de la disputa, el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, avisó la semana pasada de que Repsol "tendrá que pagar" por supuestos daños ambientales en el país.


De hecho, la Justicia argentina analiza dos "megacausas" iniciadas años atrás por supuesta contaminación ambiental generada por la producción del petróleo de YPF, indicó el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, en declaraciones divulgadas hoy.


Mientras crece la controversia, fuentes del sector petrolero confirmaron hoy que el pasado el lunes -el mismo día en que se anunció la expropiación- funcionarios argentinos registraron el apartamento de Brufau en Buenos Aires.


La decisión argentina de expropiar la empresa causó una dura reacción en el Gobierno español, que hoy planteó a los países de la Unión Europea, UE, la posibilidad de continuar la negociación de un acuerdo de asociación con el Mercosur sin Argentina, que integra el bloque sudamericano junto con Brasil, Uruguay y Paraguay.


Según el Gobierno español, la UE reiteró hoy su respaldo en el conflicto desatado con Argentina durante un encuentro de ministros en Luxemburgo.


El pasado viernes, el jefe de la misión de la UE en Ginebra, Angelos Pangratis, distribuyó al final de una reunión del G20 en México una carta dirigida al canciller argentino, Héctor Timerman, que advierte sobre la "seria preocupación" que causa la decisión argentina.


Timerman recibió hoy la misiva, confirmaron portavoces diplomáticas.


Fuentes de la Cancillería habían informado esta mañana de que no habían recibido "ninguna carta ni en Buenos Aires, ni en Bruselas, ni en México".


Mientras, el proyecto de expropiación avanza en el Senado, que el próximo miércoles se apresta a darle luz verde a la iniciativa con el respaldo de la mayoría oficialista y de sectores de la oposición.


La nacionalización de YPF se espera además que sea uno de los principales temas durante el "megaacto" que prepara para el próximo viernes el oficialismo en el estadio bonaerense de Vélez Sarsfield, con Cristina Fernández como principal oradora.