Columnistas

La 1ª Constitución de Antioquia
Autor: Jaime Tobon Villegas
14 de Abril de 2012


Se celebraron el pasado 21 de marzo, 200 años de haberse expedido la primera “Constitución del Estado de Antioquia” por el serenísimo “Colegio Constituyente y Electoral, reunido en Santiago de Armas de Rionegro de esta Provincia de Antioquia”

Se celebraron el pasado 21 de marzo, 200 años de haberse expedido la primera “Constitución del Estado de Antioquia” por el serenísimo    “Colegio Constituyente y Electoral, reunido en Santiago de Armas de Rionegro de esta Provincia de Antioquia”, con los 19 constituyentes, bajo la Presidencia de Juan Carrasquilla y con la firma de Andrés Avelino de Uruburu. Esta magnífica carta que aparece después como la primera constitución declarada así por los eminentes ciudadanos, don Juan del Corral, José Manuel Restrepo y José María Hortiz.


Principios fundamentales fueron: garantizar a todos los ciudadanos la Libertad, la Igualdad, la Seguridad y la Propiedad, como derechos imprescriptibles, concedidos al hombre por el autor Supremo de la Naturaleza a fin de que se constituya un Gobierno sabio, liberal y doméstico para que mantenga la paz, les administre justicia y les defienda contra todos los ataques interiores y exteriores, según las bases del pacto social.


Sería imposible reproducir aquí la cantidad de derechos que se otorgaron por esta primera Constitución, al declarar un “Gobierno sabio y liberal” con la explicación de todos los conceptos allí determinados. Contiene 33 criterios sobre libertades y 10 deberes sobre el ciudadano.


Se divide luego en capítulos especiales así: para el Poder Legislativo tiene 55 normas comunes a ambas cámaras. Para el Senado 41 normas; para la Cámara 11; para el Poder Ejecutivo 41 y 3 disposiciones generales. Para el Supremo Tribunal de Justicia  trae 17 normas; para  la Alta Corte 10; Jueces de primera instancia 10  y 11 prevenciones generales para esta rama del Poder Público.


Otros capítulos generales reglamentan el Tesoro Común, las Fuerzas Armadas con 14 preceptos; la instrucción pública con 4 y termina el capitulo X con 23 disposiciones generales.


Cuando uno observa esta primera Constitución y todas las que de allí se desprendieron como las de Cúcuta, años 30 y siguientes, la del 53, la del 58, la radical del 63, y hasta el final de la del 86, sin hablar de las del siglo pasado, tiene que aterrizar para declarar que evidentemente fueron sabios los constituyentes de entonces y más cuando se observa que la “Declaración Universal de Derechos Humanos”, proclamada por Naciones Unidas en 1948, nada tiene que envidiar  a aquellos constituyentes que la declararon sabia y liberal.


Aquellos famosos constituyentes, antes de firmar, recomendaron a los habitantes de la Provincia de Antioquia y a los corazones de sus hijos, así: “Ponedles en sus manos este pequeño volumen, para que conociendo desde su niñez los imprescriptibles derechos del hombre, sepan luego defender la inestimable Libertad que le habéis conquistado”.