Política

A really old code
Un código muy viejito
10 de Abril de 2012


En la agenda legislativa del Congreso figura el proyecto de nuevo Código Electoral, que está tan vetusto que la Registraduría Nacional del Estado Civil lo considera prioritario para modernizar y revisar muchos temas en este sensible campo.

El diagnóstico sobre el Código Electoral  colombiano es contundente y preocupante: la normatividad electoral del país está atrasada.


Este es el panorama que advierte el propio registrador nacional Carlos Ariel Sánchez Torres, quien lo justificó al comentar que el actual Código fue hecho cuando existía una sociedad bipartidista, rural y no urbana, analfabeta y sin vías de comunicación.


En concepto del registrador toda esa Colombia ha cambiado en los últimos años y por eso asuntos electorales como la selección de los jurados de votación y la conformación de las comisiones escrutadoras deben concebirse con un enfoque pluripartidista y en concordancia con el nuevo mapa político y socio-cultural del país.


Para ponerle fin a ese atraso histórico colombiano en el campo de su arquitectura electoral, es que es importante el nuevo Código Electoral que hoy hace parte de la agenda legislativa colombiana, toda vez que ya hace tránsito por el Senado y la Cámara de Representantes.


Para Carlos Ariel Sánchez el proyecto de nuevo Código Electoral tiene varias cosas importantes, pero señaló como trascendente la eliminación de la inscripción de cédulas y la adopción del sistema de Registro Permanente para cualquier ciudadano, una vez cambie de residencia.


Explicó que un colombiano podrá ir a la Registraduría a informar que cambió de domicilio y que por tanto a partir de la fecha desea seguir sufragando en determinado puesto de votación.


De esa manera el registro de cédulas se cerrará 6 meses antes de cada elección para poder organizar las elecciones e investigar con tiempo posibles casos de trashumancia.


Todo lo anterior quiere decir que la inscripción de cédulas ya no sería, en caso que se apruebe en el Congreso el nuevo Código Electoral, como se hace ahora, la cual se adelanta durante muy pocos días por falta de presupuesto.



Otros temas a revisar


Para la Registraduría Nacional del Estado Civil hay otros temas electorales inquietantes que merecen ser revisados.


Uno de ellos es la inscripción de candidatos por firmas, que en concepto del registrador Carlos Ariel Sánchez, hizo crisis en las pasadas elecciones de autoridades territoriales.


También la organización electoral del país considera que llegó la hora de la discusión de una reforma constitucional para suprimir el voto preferente, para que todas las listas de los partidos sean cerradas y su conformación se lleve a cabo mediante consultas populares de partidos, obligatorias para todas las colectividades.


Otra propuesta es la de tener un Senado mixto, en el que una tercera parte se conforme por circunscripción nacional y las otras dos terceras partes mediante circunscripción territorial, a razón de dos senadores por departamento, para disminuir el costo de las campañas y por tanto de la corrupción electoral.