Antioquia

It’s OK to remember, but not to forget
Se vale recordar, pero no olvidar
Autor: Deisy Johana Pareja
9 de Abril de 2012


Un día de solidaridad con las víctimas del conflicto se vivirá hoy en Medellín. La invitación es para que los ciudadanos lleven una flor a cualquiera de los diez sitios de la memoria. Se espera que lleguen unas 6.000 personas.

Foto: EL MUNDO 

El Programa de Atención y Reparación de Víctimas ha ayudado a más de 2.000 familias en los últimos cuatro años.

 

Los sobrevivientes del conflicto armado recordarán a sus familiares fallecidos y  conmemorarán el Día de las Víctimas con actos simbólicos en diferentes lugares de Medellín. La ocasión servirá para revivir las historias, porque para ellos el olvido no es una opción.


Mónica María Duque, quien llevará en su mano izquierda un ramo de rosas blancas como símbolo de solidaridad, será una de ellas. A esta mujer la violaron y le asesinaron a su esposo, quien murió al tratar de salvarla.


En su mano derecha la viuda llevará hasta la Casa Museo de la Memoria, ubicada en el Parque Bicentenario, la fotografía del padre de sus hijos. Ese que vio por última vez, hace ya más de 2.000 días, el 20 de agosto del 2006, cerca a su casa, en el barrio Robledo Aures, Noroccidente de Medellín.


“Cuatro hombres empezaron a empujarme y a tocarme. Mi esposo se metió en medio de ellos, logró que me soltaran y me dijo ‘mami, corra, corra’. Lo hice y minutos después me alcanzaron, me tiraron a una acera y quedé inconsciente. Amanecí desnuda en la misma zona. Busqué a mi esposo por todas partes y me dijeron amaneció muerto”, narra la mujer con los ojos llorosos y la voz quebrantada, mientras sostiene un pañuelo.


Mónica María aún busca la verdad, y pide justicia, porque el asesinato de su esposo está impune. Como ella, cientos de víctimas aguardan una verdad que quizás nunca llegue. 


“No podemos vivir solos nuestro dolor, ni ser indiferentes a otras historias. Es un alivio muy grande saber que hay personas que están luchando por nuestros derechos”, concluye sonriente y un poco más calmada.


También recordará Teresita Gaviria, representante de la Asociación Caminos de Esperanza, Madres de La Candelaria. Una mujer a la que le desaparecieron  su hijo de 15 años, el 5 de enero de 1998.


Junto con unas 280 madres de La Candelaria llevarán las fotografías de sus hijos asesinados, y algunos incluso desaparecidos, para colgarlas en las hojas de los árboles artificiales que adornarán el Parque Bicentenario.


Teresita, quien lleva 14 años buscando el cuerpo de su hijo, pero ante todo la verdad, recuerda con dolor lo último que supo de él.


“Sé que mi niño iba para Bogotá y fue retenido por las Autodefensas campesinas del Magdalena Medio en Doradal, Antioquia. Hasta allá llegó mi investigación. Le pregunté al ex jefe de ese bloque, Ramón Isaza, conocido con alias de “el viejo”, por mi hijo durante sus versiones libres de Justicia y Paz. Sin embargo negó tener conocimiento del suceso”, cuenta decepcionada la madre.


“Cambiaría la vida por el cuerpo de Cristián Camilo y así poder darle cristiana sepultura”, asegura Teresita a quien la fatiga no parece llegarle con el paso de los años.


Las Madres de La Candelaria emprenderán una marcha con pendones y pancartas en homenaje a sus familiares. Iniciará en el Teatro Pablo Tobón  Uribe y culminará en el Atrio de la Iglesia de La Candelaria.


“Tenemos un dolor y ese dolor lo vamos a sacar a flote, pero con la gran diferencia, que va a hacer el Día de las Víctimas”, concluye con optimismo.


Conmemoración


En la remembranza del Día de Solidaridad con las Víctimas, la Alcaldía de Medellín propone diez sitios de Memoria, donde se recordarán algunos hechos que marcaron la historia violenta del país. El objetivo: no olvidar.


El Parque Lleras será uno de ellos. Allí se recordará el carro bomba que dejó 8 muertos en este mismo sitio, el 17 de mayo del 2001. En el Parque San Antonio también se revivirá el atentado que  ocurrió allí el 10 de julio de 1995, donde explotó una bomba en la escultura “El Pájaro” de Fernando Botero. Otras 23 personas perdieron la vida.


De acuerdo con Mauricio Facio Lince, secretario de Gobierno, “éste será el primer evento de carácter masivo con víctimas del conflicto que se realiza en el país, después  de la expedición de la Ley 1448 de 2011, denominada Ley de Víctimas y Restitución de Tierras”.


Medellín es pionera en el proceso de atención a las víctimas en el país. No en vano de la ciudad han surgido líderes y propuestas durante los últimos ocho años que fueron motores que movilizaron en el Congreso Nacional la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.


Medellín registra 250 mil víctimas del conflicto armado en los delitos de homicidio, desaparición y desplazamiento forzado, minas antipersonales, lesiones personales y delitos sexuales. Millares de historias que tienen verdades que, en su mayoría, esperan para ser contadas.



Programación

En esta jornada se podrá visitar de 8:00 a.m. a 4:00 p.m. cualquiera de los diez sitios memoria de la ciudad.


El acto de apertura será en el Atrio de la Basílica Menor de Nuestra Señora de La Candelaria, en el Parque Berrío a las 8:00a.m.


Conversatorio sobre: “Relatos de una cierta mirada: el acontecimiento, la fotografía y el sentido” con la periodista Patricia Nieto y la fotógrafa Natalia Botero, en el auditorio del Museo de Antioquia de 10:00 a.m. a 12.00 m.
Intervención artística de árboles de luz donde víctimas y familiares podrán encontrarse para recordar y construir memoria por medio de diferentes intervenciones artísticas, en el Parque Bicentenario – Casa Museo de La Memoria de 2:00 p.m. a 4:00 p.m.


El acto central se realizará en el Parque Bicentenario a las 6:00p.m., con la presencia del Alcalde Aníbal Gaviria, familiares y víctimas del conflicto armado.


En el cierre estará el cantautor Alejo García.