Economía

Unconventional revolution
Revolución no convencional
Autor: Mauricio Berrío Vélez
4 de Abril de 2012


Gracias a las nuevas tecnologías, las exploraciones de gas han traspasado las fronteras de lo convencional, y ahora permiten la búsqueda de este hidrocarburo en sitios donde antes era impensado buscarlos.

Foto: Cortesía 

El Shale Gas es una forma de gas natural que se extrae de terrenos donde abunda la roca llamada esquisto. Para la extracción comercial de dicho gas, es necesario fracturar la roca hidráulicamente.

Las reservas de gas en Colombia podrían incrementarse sustancialmente con la exploración de bloques de gases no convencionales. Con estas exploraciones, la balanza energética del país se vería positivamente afectada, puesto que las reservas totales de gas sumarían entre 20 y 30 terapies cúbicos, gas suficiente para cubrir la demanda del país en la próxima década.


Dentro de los gases no  convencionales, el Shale Gas es el más común de todos, también llamado Gas de Esquisto, por encontrarse en rocas que reciben ese nombre y que son de muy baja permeabilidad, por lo que es necesario perforarla de manera hidráulica.


El viceministro de Minas y Energía Tomás González, explica qué es lo que hace a un gas no convencional: “No es el hidrocarburo en sí, sino es la forma en que se almacena y la forma en que se explota. El gas no convencional si uno lo pone en su hornilla y lo prende, sirve para cocinar igual que a gas convencional, pero está almacenado de manera diferente, y es atractivo porque tenemos muchísimas reservas y un gran potencial”.


González habló sobre la expectativa del país frente a estos, y dijo que “los estudios que tenemos frente a la actualización de reservas, nos muestran un escenario base de aquí al 2030 que puede ser de más o menos 15 terapiés cúbicos de gas. De eso podemos estar hablando que el 35% puede venir del Gas de Esquisto, entonces ahí tenemos un potencial muy importante”.


Según Eduardo Pizano, presidente de Naturgas, gremio que asocia toda la cadena de gas en Colombia, “la aparición de los gases no convencionales está cambiando totalmente la matriz energética del mundo. Ya el 23% del consumo de EE.UU. está en no convencionales, pero eso no es lo único  importante, sino que la aparición de esos gases, llevó a  una reducción dramática del precio del gas y obviamente tendrá un efecto sobre los combustibles utilizados, y esa es una revolución que vamos a vivir durante los próximos años”.


Inés Helena Vélez, gerente de Gas EPM, concuerda con la opinión de Pizano al decir que este tipo de gas está causando una revolución y muestra de ello es que “EE.UU. pasó de ser importador a ser exportador. En Colombia las reservas que se prospectan son del orden de 10 a 30 teras, eso multiplicaría casi por cuatro las reservas probadas que tiene hoy Colombia, y necesitamos que siga adelante este desarrollo que le da confianza al país en cuanto a abastecimiento”.



Tipos de no convencionales


Actualmente existen cuatro tipos de gas no convencional. El más conocido de todos es el Shale Gas, compuesto principalmente por metano y se encuentra situado entre las capas de la roca sedimentaria llamada esquisto. Además, están el Tight Gas, almacenado en areniscas de baja permeabilidad o arenas muy compactas que hacen difícil su extracción y se encuentra en depósitos que se calcula tienen más de 248 millones de años, y el Coal Bed Methane, el metano atrapado en las capas de carbón que se encuentra a una profundidad de entre 100 y 1.500 metros. La cuarta opción son los hidratos de metano pero los expertos la descartan por sus altos costos de extracción.