Mundo deportivo

Djokovic defended his throne
Djokovic defendió su trono
2 de Abril de 2012


El título del Master Series 1.000 de Miami se convirtió en el segundo del presente año para Djokovic, debido a que en enero pasado se impuso en el Abierto de Australia.

Foto: AP 

Novak Djokovic logró su tercera conquista en Miami, ya que había triunfado en 2007 y 2011.

EFE


El tenista serbio Novak Djokovic confirmó ayer su favoritismo en Miami tras derrotar en la final al escocés Andy Murray con un solvente 6-1 y 7-6 (4), en dos horas y 17 minutos.


Djokovic se mostró muy seguro en su juego y apenas concedió a Murray una única oportunidad de lograr un “break point” en todo el partido, dando una imagen de por qué es el número uno del mundo en la actualidad.


Poco tiempo tardó Djokovic en romper el servicio de Murray, que logró salvar un punto de ruptura con dos saques directos consecutivos en el cuarto juego, pero nada pudo hacer con el empuje del jugador de Belgrado, que se puso irremediablemente con un 3-1.


Tres errores no forzados de Djokovic en el quinto juego pusieron a Murray cerca de romper el servicio de su rival, pero el serbio sacó lo mejor de su derecha para imponer un 6-1 definitivo en el primer set.


Y es que Murray, el único jugador del circuito que ha sido capaz de ganar en dos ocasiones a Djokovic desde que el serbio se hizo con el número uno de la ATP, en julio de 2011, no vio ayer la manera de doblegarle.


El tenista de Dumblane, que le ganó a Djokovic en la final del Masters Series 1.000 de Miami en 2009, esperaba ampliar su racha particular con el serbio, al que había ganado cinco de sus últimos ocho enfrentamientos.


Sin embargo, en Miami no encontró el modo de batir a Djokovic, que llegó a la final del torneo sin ceder un set y jugó un tenis sin apenas fisuras.


La segunda manga fue más igualada, pero la mejoría del británico no fue suficiente para dar la vuelta al resultado.
El escocés llegó más fresco a la final tras jugar apenas tres partidos en todo el torneo, gracias a los abandonos del canadiense Milos Raonic en tercera ronda y el español Rafael Nadal en semifinales.


Gracias a estos imprevistos, Murray había estado sobre la pista cerca de tres horas menos que Djokovic, que sí tuvo que jugar el viernes las semifinales, en las que eliminó al argentino Juan Mónaco. Sin embargo, esta diferencia no se vio reflejada en el campo de juego, donde el serbio desplegó su mejor tenis para seguir reinando.



“Todo salió a la perfección”

EFE


La tenista Agnieszka Radwanska dijo que la clave de su triunfo ante la rusa María Sharapova el sábado en la final del Masters Series 1.000 de Miami fue hacer valer su servicio y ser consistente ante el juego agresivo de su rival.


“No tengo ninguna queja sobre mi juego, todo salió a la perfección”, dijo tras ganar por 7-5 y 6-4 en una hora y 43 minutos.


La polaca se mostró satisfecha de ganar en Miami ante una gran adversaria y desplegando buen tenis.


“Salí a la pista sabiendo que no tenía nada que perder pues jugaba ante la número dos del mundo”, dijo Radwanska, que agregó que el “fue partido muy parejo y se definió en muy pocos puntos”.


Por su parte, Sharapova reconoció que cometió bastantes errores.


“Ella ha jugado extremadamente bien, ha sido muy consistente y yo he cometido demasiados errores”, dijo la rusa.
A la vez explicó que intentó presionar a Radwanska, pero que el no estar bien le dificultó mucho su intento de jugar de una forma agresiva.