Editorial

Agradecimiento y felicitación
1 de Abril de 2012


Medellín se consolida como la ciudad con más vasta obra pictórica y escultórica del maestro Botero. Tamaño honor le ha llegado de la mano generosa de este coterráneo que nos llena de orgullo .

1

El miércoles pasado, el maestro Fernando Botero presidió en el majestuoso palacio de Bellas Artes de ciudad de México la apertura de la exposición retrospectiva de su obra pictórica, titulada “Una celebración” y realizada como homenaje a quien vivió allí en los inicios de su vida artística. En el evento estuvo acompañado por centenares de personas, entre ellas el jefe de Estado mexicano, doctor Felipe Calderón, quien con su proclamación del Maestro como “un orgulloso rostro de lo que significa ser latinoamericano” recogió el sentimiento de admiración que este continente le tributa a su artista contemporáneo más internacional. La muestra de México, curada por su hija Lina, recoge obras representativas de los distintos temas trabajados desde los 17 años por el pintor y escultor antioqueño.


El maestro Botero cumple 80 años el próximo 19 de abril. La exposición en México, la que se está organizando en Alemania, y las que se preparan en Asisi y Pietra Santa, Italia, así como el libro que presentó esta semana con textos de los prestigiosos Carlos Fuentes y Mario Vargas Llosa, son los principales eventos del homenaje que el mundo del arte le rinde al genio que ha explorado las potencialidades del volumen, el color, la luz y la forma, con todos los medios al alcance del artista integral, logrando crear un universo tan propio que reitera la inmortalidad de la pintura y la escultura.


El maestro Botero llega hoy a Medellín, que lo recibe con los brazos abiertos para continuar con la fiesta de su aniversario, que la Alcaldía inició el año pasado cuando inauguró el Parque Biblioteca que lleva su nombre en el corregimiento San Cristóbal. Cuando conoció el edificio que presta servicios como sala de lectura, centro de acceso a la tecnología y espacio para la creación y el disfrute de las artes y atestiguó el entusiasmo con que lo acogieron los vecinos, anunció una nueva donación: la escultura “El Gato”. Con esta obra y con la exposición “Viacrucis” como centro de una fiesta a la que concurrirán los niños y jóvenes de la Red de Bandas de Música de Medellín para rendir cálido homenaje al artista, su ciudad natal, la que se siente orgullosa de él y la que quiere aprender de su ser artista, se unirá a la fiesta internacional que reconoce su vida y obra.


Con la donación de “El Gato”, Medellín se consolida como la ciudad con más vasta obra pictórica y escultórica del maestro Botero. Tamaño honor le ha llegado de la mano generosa de este coterráneo que nos llena de orgullo y que ha llevado al mundo el nombre de Antioquia como ejemplo de trabajo, creatividad y convicción en las propias ideas, que en el caso del artista son las que propenden por la vigencia de la pintura y la escultura como medios para la expresión artística y que, con justa razón, temen que objetos e instalaciones ocupen lugares que no merecen en la historia del arte universal. Él, pues, es el principal protagonista y gestor de un orgullo que se ha construido en más de tres décadas y al que han contribuido múltiples voluntades.


Con la Alcaldía, que se prepara para acompañarlo en estos días, las directivas del Museo de Antioquia que lo esperan para que haga la curaduría de su obra, y los admiradores de su vida y creación aplaudimos a Fernando Botero deseando larga y fructífera vida a quien es orgullo y gloria de Antioquia y sus gentes.




Comentarios
1
rodrigo
2012/04/01 09:34:43 am
Es plausible que se destaque la excelsitud de un gran artista. Todo lo que esté en pro del buen nombre de nuestro pais y máxime en tratándose de la cultura debe ponderarse y exaltarse.