Economía

Eurogrupo refuerza hasta 700.000 millones de euros fondo de rescate
30 de Marzo de 2012


El Eurogrupo emitió poco después un comunicado con los detalles del acuerdo que deja claro que, aunque el nuevo planteamiento supone un avance frente a la situación actual, el aumento real es modesto.

 


EFE


El Eurogrupo acordó hoy reforzar hasta los 700.000 millones de euros su fondo de rescate, por debajo el billón de euros que pedían el FMI, el G-20 y la Ocde y de acuerdo con los planteamientos de Alemania, defensora de un aumento limitado.


La ministra austríaca de Finanzas, María Fekter, explicó que sólo 500.000 millones de euros del fondo estarían disponibles como "dinero nuevo" para rescatar a las grandes economías de la eurozona, como España o Italia.


Hasta ahora, la capacidad máxima de préstamo combinada de los dos "cortafuegos" de que dispone la zona del euro -el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (Feef) y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede)- ascendía a 500.000 millones de euros, mientras que ahora llegará a 700.000 millones.


En ambos casos, 200.000 millones de euros ya están comprometidos para los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.


"El techo del Mede y del Feef (...) se elevará a 700.000 millones de euros", señalan los ministros en una declaración.


Pero para buscar un golpe de efecto, los ministros han decidido sumar 100.000 millones que ya habían sido pagados bajo otras fórmulas a Grecia, Irlanda y Portugal.


En concreto, han sumado 53.000 millones de euros que ya se concedieron a Grecia a través de préstamos bilaterales y otros 49.000 millones que se desembolsaron a través del fondo de la UE gestionado por la Comisión Europea -Mecanismo Europeo de Estabilización Financiera (Efsm, en inglés)- para los rescates.


El Mede será el principal fondo de rescate a partir de julio y el Feef solamente permanecerá activo para financiar los programas ya iniciados antes de esa fecha.


El Eurogrupo ha aceptado así que ambos fondos (Feef y Mede) transcurran en paralelo hasta mediados de 2013 y que el primero pueda financiar, si fuera necesario, nuevos programas durante ese periodo transitorio hasta que el mecanismo permanente haya adquirido su plena capacidad de préstamo de 500.000 millones de euros.


Eso significa mantener los 240.000 millones que aún no han sido utilizados del Feef como reserva para casos excepcionales.


Ese colchón obedece, según explicó Fekter, a que el Mede todavía no dispondrá en julio cuando entre en vigor de todo el dinero que los países deben ingresar, ya que lo previsto es que este año se paguen dos tramos (en julio y octubre), el año próximo otras dos aportaciones de capital y una última en la primera mitad de 2014.


Tras todos estos cálculos y sumas, el Eurogrupo asegura que "la eurozona está movilizando un cortafuegos de aproximadamente 800.000 millones de euros, más de 1 billón de dólares".


Alemania se ha mostrado reticente a aceptar otras fórmulas más contundentes para reforzar el fondo de rescate, motivo por el cual los ministros sólo pudieron acordar el mecanismo presentado hoy, que es una de las opciones menos ambiciosas a las que se podían acoger.


La Comisión Europea había remitido esta semana un documento a las 17 delegaciones nacionales de los países del euro en el que enumeraba tres opciones para reforzar el fondo de rescate y dejaba claro que un avance sólo hasta los 700.000 millones no bastaría para recuperar la confianza.


Aún no está claro si este refuerzo bastará para calmar a los mercados y a los países miembros del G20, que recientemente exigieron a la UE que aumente primero la capacidad de sus cortafuegos si quiere contar con un aumento de recursos al FMI.


El Eurogrupo afirma que la zona euro ha realizado "progresos sustanciales" en los últimos 18 meses para hacer frente a los retos que le plantea la crisis de deuda soberana, en especial en materia de consolidación fiscal y de reformas para potenciar el crecimiento económico en una serie de países.


El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, decidió cancelar la rueda de prensa final, después de que la ministra austríaca adelantase el anuncio del acuerdo sobre el fondo de manera unilateral.