Nacional

Declaran culpables a Militares por matar discapacitado en falso positivo
30 de Marzo de 2012


Tras la investigación se estableció que Fair Leonardo Porras murió en la zona rural de La Esperanza en el municipio de Ábrego en Norte de Santander.

 


EFE


Una jueza declaró hoy culpables a seis militares que mataron en 2008 a un joven con discapacidad mental, que fue presentado entonces como un guerrillero caído en combate, informaron fuentes judiciales.


El fallo alcanza a un mayor (retirado), a un teniente, un cabo y a tres soldados del Ejército por la muerte de Fair Leonardo Porras, de 26 años, dado por desaparecido en enero de 2008 junto a diez jóvenes más de Soacha, localidad vecina a Bogotá.


Porras y los demás muchachos fueron contactados por algunas personas quienes les ofrecieron trabajo rural en Norte de Santander y sus cadáveres fueron reportados días después como "dados de baja en combates".


Los cuerpos fueron sepultados en una fosa común y su descubrimiento dio lugar a los llamados "falsos positivos" en los que civiles muertos fueron presentados como rebeldes caídos en combate.


La decisión de la jueza afecta al mayor retirado Marco Wilson Quijano Mariño, al teniente Diego Aldail Vargas Cortes, al cabo segundo Manuel González Alfonso, y a los soldados Richard Contreras Aguilar, Ricardo García Corzo y Carlos Antonio Zapata Roldán.


Los seis fueron hallados responsables del delito de "homicidio agravado en calidad de coautores", según la jueza.


Ninguno de los acusados estuvo presente en la diligencia de hoy y la juez ordenó su inmediata captura y el retiro de las filas de quienes aún visten uniforme del Ejército.


Asimismo, tanto Quijano Mariño como Vargas Cortes "también fueron condenados por el punible de desaparición forzada agravada, y al segundo de los procesados se le comprobó su responsabilidad en el delito de falsedad ideológica en documento público", según fuentes de la Fiscalía.


Tanto el cabo como los soldados, fueron absueltos por el delito de desaparición forzada.


El mismo ente acusador ha solicitado a la jueza que castigue a los implicados con la pena de 60 años de cárcel, la máxima sentencia que se puede imponer en Colombia.


La juez anunció que emitirá su sentencia el 25 de mayo próximo.


Los casos de los otros diez jóvenes de Soacha también muertos por militares fueron o son investigados en distintos procesos y en uno de ellos ya se emitió sentencia.


Otros ocho militares fueron condenados hace algunos meses a penas de entre 28 y 55 años de cárcel, entre ellos el coronel Wilson Castro, por la muerte de dos de esos jóvenes.