Política

Do not promise heaven and earth
No prometer el cielo y la tierra
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
15 de Marzo de 2012


La ciudad está debatiendo y construyendo su Plan de Desarrollo 2012-2015 y la única mujer concejal aporta sus ideas a la elaboración de esta carta de navegación.


Aura Marlenny Arcila, la única mujer concejal de Medellín.

La concejal de Medellín, Aura Marlenny Arcila, recomendó a la Administración Municipal no prometer el cielo y la tierra con el Plan de Desarrollo, sino tener pocos compromisos que se puedan cumplir.


-¿Cuál es el principal problema de desarrollo de Medellín?


“Está asociado a la paradoja existente entre un sector económico formal constituido por grandes empresas y grupos económicos que crecen año tras año, se expanden nacional e internacionalmente, conviviendo con los índices de desigualdad más altos del país.
Este fenómeno se manifiesta a escala humana y territorial, con una profunda fragmentación social y una segregación espacial, que dificulta a la población de menores ingresos acceder a oportunidades (educativas, de capital y cobertura de riesgo), para emprender negocios, acceder a créditos o curar enfermedades, que rompan con el círculo vicioso de la pobreza en el que están atrapados los medellinenses”.


-¿Cuál es la principal propuesta de su grupo político al Plan de Desarrollo?


“Limitar la expansión ilimitada del área urbana, en desmedro de los habitantes rurales. La limitación del crecimiento urbano que permitirá a Medellín, a los municipios del área metropolitana y al departamento de Antioquia, discutir seriamente la existencia de una región central con ciudades intermedias, que permitan equilibrar el desarrollo del departamento, limitar el crecimiento macrocefálico del departamento y mejorar la calidad de vida.


Fortalecer el programa Enlazamundos (Movilidad Internacional).


Creación de un Banco Inmobiliario, entre otras”.


-¿Qué observaciones le haría al anteproyecto de Plan de Desarrollo?


“Establecer las metas de la Administración en términos de calidad de vida.


Innovar a la hora de construir metas de plan de desarrollo en calidad de vida, empleo, seguridad y movilidad, haciendo pactos de ciudad con el sector privado y las comunidades.
Dado que en muchas ocasiones las metas no son responsabilidad única de la Administración, los planes de desarrollo tienen que incluir un capítulo de corresponsabilidad donde el sector empresarial y la comunidad se comprometan con las grandes metas. En el mundo en que vivimos el Gobierno debe liderar la planeación del desarrollo, pero no llevar solo la carga.


Aclarar las responsabilidades de los asuntos transversales, así como establecer metas. Sería deseable tener gerentes de lo transversal, dado que los bajos niveles de comunicación entre algunas secretarías han impedido en el pasado el funcionamiento de programas en los que participan varias secretarías o instituciones descentralizadas.


Aclarar los mecanismos de priorización de planes, programas y proyectos del Plan de Desarrollo, dado que en la actualidad existen los siguientes: plan de gobierno, Alianza Medellín Antioquia, Planes Zonales, reuniones de Plan de Desarrollo.


Establecer una estrategia de articulación interinstitucional clara que permita construir compromisos del Gobierno Nacional, el Departamento de Antioquia, el sector privado, con la realización del plan.


La línea de desarrollo económico debe ir más allá de la creación de microempresas inconexas y con bajos niveles de permanencia. Se debe abogar por la construcción de grupos de microempresas que sobre la base de la asociación entre sí, y el encadenamiento con las grandes empresas puedan generar desarrollo y empleo digno”.



El Plan y la gente

- ¿Qué clama la gente del Plan de Desarrollo?


“Es mejor tener pocos compromisos que se cumplan, a prometer el cielo y la tierra y después incumplir, por eso es necesario aclarar los mecanismos de priorización del Plan de Desarrollo.


La disminución del desempleo, especialmente el desempleo juvenil.


La construcción de estrategias innovadoras y efectivas para combatir la delincuencia organizada, las mafias y la inseguridad que se genera. Y que estas estrategias cuenten con la participación de la comunidad, y sobre todo la corresponsabilidad del Gobierno Municipal, la Policía y el Ejército.


El fortalecimiento de la capacidad de inteligencia del Estado para combatir a los grupos armados ilegales.


Modificar el presupuesto participativo, de tal manera que se contrate más en cada comuna, y se reserven estos recursos para asuntos que vayan más allá de la oferta institucional. La gente no quiere que estos recursos se usen para financiar programas ya existentes.


La ampliación de los horarios y puntos de atención del Municipio, así como el mejoramiento de la atención, especialmente en términos de puestos de salud y recepción de pagos y quejas. La ampliación de los horarios de los parques biblioteca y los Cerca.


Intervención integral de las zonas de uso mixto donde hay negocios, industria y vivienda.


Mejoramiento de la infraestructura vial.