Mundo deportivo

“I am still just as hungry”
“Sigo igual de hambriento”
15 de Marzo de 2012


24 pilotos, ubicados en doce escuadras, tomarán parte desde este fin de semana en la edición 63 de la Fórmula Uno.

Foto: AP 

Sebastian Vettel se divirtió ayer jugando pelota vasca en las playas de St. Kilda, en Australia.

EFE


El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que luchará este año por ganar su tercer Mundial de Fórmula Uno, certamen que arranca este fin de semana en Melbourne, sede del Gran Premio de Australia, manifestó ayer en esa localidad que sigue “igual de hambriento” después de su segundo título.


“No cambia nada, no hay una sensación nueva. Para mí, ganar mi primer título supuso un alivio”, explicó Vettel.


El alemán se expresó de esta forma en el transcurso de un evento organizado por la escudería austríaca para la que corre, que tuvo lugar ayer en la playa de St. Kilda, no demasiado lejos del circuito semi-urbano de Albert Park, donde el domingo se disputará el primer Gran Premio de la temporada.


“Ganar el primero no quita que puedas y quieras ir por más. En ese sentido, nada cambia tampoco tras haber ganado el segundo. Sigo hambriento y me sigo enfadando cuando alguien me gana”, explicó el alemán.


“Y creo que eso es buena señal. Aunque sé que llegará el momento en que haya que perder. Y tampoco pasará nada por perder, cuando ese momento llegue. El más consistente será el mejor”, comentó Vettel, que el año pasado se convirtió en el bicampeón más joven de la historia, al batir el récord que detentaba desde 2006 el español Fernando Alonso y dejarlo en 24 años, tres meses y seis días.


El “pequeño Kaiser” indicó, al ser preguntado dónde guarda tantos trofeos, que aún no ha encontrado el sitio adecuado para ello.


“Cuando hice la estantería para colocarlos ahí, no tenía tantos premios. Pero este es un problema muy bonito de tener, No me quejo por ello”, dijo Vettel, que cuando le insistieron acerca de “dónde, por ejemplo, había colocado el trofeo de campeón del mundo” bromeó y respondió que “sobre la mesa de la cocina”.



Bautizó su monoplaza

EFE


Sebastian Vettel anunció ayer que el nombre de su Red Bull para 2012 será “Abbey” (“Abadía”). Vettel acostumbraba a ponerle nombres picantes a sus monoplazas. Su RB08 llevará el sobrenombre de “Abbey” que contrasta con los anteriores, siempre con nombres femeninos y no exentos de alguna connotación sexy. Así, Vettel pilotó a “Julie”, a “Kate”, a “La hermana sucia de Kate” (“Kate’s dirty sister” en inglés) y a la “Lujuriosa Liz” (“Luscious Liz”).