Columnistas

Selva y ríos de Murrí
Autor: Ramón Elejalde Arbelaez
11 de Marzo de 2012


Los municipios de Urrao, Vigía del Fuerte, Murindó, Dabeiba y Frontino comparten la riqueza acuífera, minera y maderera del bonito valle de Murrí, correspondiéndole a Frontino la mayoría de su territorio.

2

Los municipios de Urrao, Vigía del Fuerte, Murindó, Dabeiba y Frontino comparten la riqueza acuífera, minera y maderera del bonito valle de Murrí, correspondiéndole a Frontino la mayoría de su territorio.


El oro abunda en todos sus arroyos; en el valle está ubicada la mina denominada La Ñame, trabajada desde el tiempo colonial, según lo hemos leído en su relación de mando de don Cayetano Vuelta Lorenzana, gobernador de Antioquia de 1776 a 1782, que dice: “De La Ñame se han sacado muchos pesos de oro… el temperamento es muy sano y el camino demasiado malo”. En la Carta Geográfica de Antioquia, publicada por Ponce de León y Paz en 1864, está señalada la quebrada La Ñame con esta frase: “Muy rica en oro”. Ahora se afirma que ésta quebrada también es rica en platino.


Su descubrimiento se debe a la revelación de un indio a una señora Vanegas, de la ciudad de Santa Fe de Antioquia. En las entrañas de esta región, concretamente en las veredas Pantanos y Pegadocito, se encuentran unos famosos yacimientos de cobre que para su explotación se requiere una infraestructura costosa. Están consideradas como unas minas de inmensa riqueza y su ubicación precisa es entre los municipios de Dabeiba y Frontino.


También en Murrí existe la llamada “piedra de afilar” o “piedra tibe”, en una mina situada en el lugar conocido como Canchidó. Dicen los entendidos que esta piedra solamente se consigue en el Brasil y en los Montes Urales.


Casi todo Murrí está inmerso en el Parque Nacional Natural Las Orquídeas o Reserva Forestal de Carauta, ubicado entre los municipios de Urrao, Frontino y Abriaquí. Este parque fue creado desde 1973 para la protección de los suelos, de las aguas y de la vida silvestre de la región y tiene unas 32.000 hectáreas aproximadas de superficie. La riqueza hídrica de Murrí es incalculable. Sus aguas son cristalinas y abundantes. Basta contarles a mis lectores que el río Chaquenodá recibe este nombre de una palabra indígena que quiere decir “río bonito”.


Todavía quedan zonas selváticas en Murrí, que lamentablemente la mano destructora del hombre ha venido acabando. El río Chaquenodá que era grande, majestuoso y abundante en peces, es hoy una quebrada grande, poco en comparación con lo que era hace años. Antaño el campesino pescaba con dinamita y el indígena pescaba con cierta maleza de la región. Esas prácticas han desaparecido, pero los ríos ricos en peces están cada día más hacia las selvas que quedan en pie.


A Murrí se accede por Urrao o por Frontino. Este último municipio tiene un carreteable a la cabecera de la zona, que se denomina La Blanquita, de unos 50 quilómetros, en pésimo estado. Hace 10 días, después de 24 años pude volver en vehículo a esa linda región. La Alcaldía de Frontino, igualmente médicos, odontólogos, enfermeras y vacunadores del hospital de este municipio y la Policía Nacional adelantaron una bonita labor con las comunidades indígenas, afras y campesinas que la habitan.


Cuento todo esto porque no todo puede ser palo para el Ejército Nacional. A Murrí pudimos entrar por el carreteable, gracias a la labor persistente que viene cumpliendo nuestra tropa en la recuperación para la institucionalidad de una región que el Estado ha tenido muy olvidada. Más de 1.500 indígenas, afros y campesinos se congregaron para recibir un paliativo de las instituciones. Necesitan más acueducto, más vivienda digna, más salud y más educación. Mucho han hecho administraciones anteriores, pero faltan cantidades de necesidades básicas por satisfacer.




Comentarios
2
rodrigo
2012/03/11 09:48:05 am
Con Ceno viejo mi abuelo cuando niño y con ceno mi padre de adolescente conoce las vegas del rio chaquenoda allá en murrí y muy a mi pesar jamás volví a tan bellos parajes por esa violencia. Precisamente en la blanquita fue asesinado por la guerrilla le esposo de mi tia catalina, chucho restrepo, quien obsecadamente jamas pago vacuna a la chusma. El decia que cómo iba a regalar el fruto de su sudor laborioso en el levante decerdos en "pantanos" hito que demarcaba su predio cuando todavía no se tenia que ostentar escrituras de papel. Que el ejercito campee allí es un aliciente para volver algún día a pescar guacuco y buscar tibes.
SERGIO
2012/03/11 07:41:35 am
Muy bien doctor Ramón. Felicitaciones. No todos los domingos tienen que ser temas políticos. Y es verdad, nuestro Ejército ha tenido más logros que fracasos. ¿Por qué no me cuenta por favor cómo van las investigaciones del Procurador General de la Nación sobre el anterior contralor de bolsillo de Luis Alfredo Ramos Botero? Saludos y gracias