Antioquia

Someone robbed Belén’s old fellow
Les robaron a los abuelitos de Belén
Autor: Andrea Escobar Mejía
9 de Marzo de 2012


Se trata de un centro de atención de la Alcaldía en el que reciben alimentación, espacios recreativos y cuidados geriátricos. La Administración hace un llamado para que la sociedad asuma el cuidado de esos lugares.

Foto: EL MUNDO 

Alrededor de 455 adultos mayores se ven beneficiados con los tres centros de vida gerontológicos, que desde el año pasado coordina la Secretaría de Bienestar Social de la Alcaldía de Medellín.

A uno de los centros gerontológicos de la Secretaría de Bienestar Social, al Centro de Vida de Belén Las Mercedes, se le metieron los ladrones. Las víctimas, 160 ancianos de los barrios Doce de Octubre, Villa Hermosa, San Javier, Guayabal y Belén que se benefician con la atención integral que reciben allí.


Los delincuentes se llevaron dos televisores, cuatro computadores, un video beam y un teatro en casa, todos implementos que los abuelos usaban para aprender, acompañarse, sentirse vivos.


Martha Figueroa, directora de la Unidad de personas mayores de la Secretaría de Bienestar Social, lamenta la agresión y dice que se trata de un acto contra la población, junto con los niños, más venerable de la sociedad, la que debería gozar de un trato más respetuoso y solidario.


Figueroa recuerda que la Alcaldía, desde agosto de 2011, cuenta con tres centros de vida, o como ella los llama, guarderías para el adulto mayor, donde los abuelos reciben alimentación, capacitación y acompañamiento profesional.


Con el fin de hacer posible el programa, la Alcaldía de Medellín ha asignado recursos financieros, humanos y tecnológicos que permitan brindar estándares de alta calidad, por eso también lo lamentable del episodio, porque vulnera un esfuerzo institucional cuyo blindaje consiste en el reconocimiento y la apropiación de la comunidad.


La Administración admite su preocupación y teme que otros robos vuelvan a ocurrir. Los abuelos que asisten a las guarderías para el adulto mayor son los que padecen los mayores índices de vulneración de sus derechos, y para muchos de ellos el alimento, la compañía y la atención geriátrica que reciben allí es la única con la que cuentan.


En Belén, pese a lo que quedó faltando, seguirán las puertas abiertas. La Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de Bienestar Social, hace un llamado para que la sociedad blinde de garantías a los centros y a los abuelos.