Economía

“We don´t agree with bad practices”: Confecoop
“No compartimos las malas prácticas”: Confecoop
Autor: Ana María Mejía Angel
1 de Marzo de 2012


La ONU declaró el 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas, pues ayudan al desarrollo económico y social. Por esto, Confecoop llama a un mayor control a aquellas que, por sus acciones, afectan la imagen del modelo cooperativo.

Foto: Cortesía 

Profesionales como anestesiólogos se organizan en CTA pues prefieren este modelo a los contratos directos con empresas, según Héctor Vásquez, a las que él llama "cooperativas de verdad, manejadas por ellos mismos".

Nuevamente se hace un llamado a una mayor vigilancia sobre las cooperativas de trabajo asociado o CTA que han actuado de manera “irresponsable” y “que tanto daño han causado al modelo empresarial”, por parte de la Confederación de Cooperativas de Colombia (Confecoop), aunque recalcaron que “no se debe generalizar” y si hay problemáticas, “la solución no es prohibir la contratación, sino que se hagan las cosas según la ley”.


Así lo señaló Clemencia Dupont, presidente de Confecoop, quien indicó además que el gremio no comparte algunos artículos del Decreto 2025 de 2011, que prohíbe “tajantemente” la contratación de actividades misionales con CTA.


“Este decreto excede la Ley 1429 que prohíbe el desarrollo de actividades de intermediación laboral”, explicó Dupont y afirmó que “Confecoop demandó el decreto ante el Consejo de Estado”, aunque no han recibido respuesta.


A su vez, el presidente de la junta directiva del gremio, Clemente Jaimes, manifestó que lo que ocurre con algunas cooperativas “no es la regla general de un sector que ha creado riqueza y la distribuye con equidad”.


Por su parte, Héctor Vásquez, analista de Fortalecimiento Sindical de la Escuela Nacional Sindical, afirmó que todavía existen cooperativas “de mentiras” como estrategia de algunos empresarios “para reducir costos, a costa de precarizar las condiciones laborales”.


Explicó que no todas las CTA son malas, “hay de profesionales organizados para prestar servicios”, aunque en sectores como salud, confecciones, puertos y algunos cultivos, todavía se encuentran malas prácticas.


Dupont enfatizó que no se dan “por aludidos” ante las críticas generalizadas al modelo de trabajo asociado y que es el Gobierno el responsable de aplicar las sanciones, en cabeza del Mintrabajo y las superintendencias.


Un código de ética


Desde la Vicepresidencia de la República, se propuso la creación de estándares para fomentar las buenas prácticas en el cooperativismo, para “que sean sostenibles y tengan más afiliados”, según afirmó el vicepresidente Angelino Garzón.


Dijo que las cooperativas en Colombia tienen el derecho a que el Estado las proteja, respete su autonomía, que sean productivas y competitivas. Sin embargo, advirtió que en la lucha social “no todo se vale” e invitó a que, “frente a prácticas equivocadas de algunas cooperativas”, se reflexionara para la creación de un código de ética.



Cifras de las cooperativas


En Colombia, hay 5,5 millones de asociados a cooperativas de diversos tipos, 49% mujeres y 51% hombres, según mediciones de Confecoop, lo que equivale a que una de cada ocho personas en el país está asociada a una cooperativa, beneficiando a cerca del 35% de la población colombiana y con presencia en más de 900 municipios.


Confecoop reveló que las cooperativas generan operaciones por valor de 29 billones de pesos anualmente, en actividades educativas, transporte urbano e intermunicipal de pasajeros y carga, servicios exequiales y financieros y generan 150.000 puestos de trabajo directos.