Mundo deportivo

“El Tino” in the eye of the hurricane
“El Tino”, en el ojo del huracán
1 de Marzo de 2012


No termina de salir de una polémica y ya está inmiscuido en otra. Desde sus días como futbolista y ahora, varios años después de su retiro, Faustino Asprilla sigue envuelto en varias disputas.

Foto: EL MUNDO 

Faustino Asprilla militó en el Parma en dos etapas: entre 1992 y 1996 y entre 1998 y 1999.

EFE


Once exjugadores del club italiano Parma, entre ellos el colombiano Faustino Asprilla y los argentinos Hernán Crespo y Juan Sebastián “La Brujita” Verón, están siendo investigados por el delito de participación en la bancarrota del club de fútbol y desvío de dinero.


Los medios de comunicación italianos hicieron eco ayer de la noticia que adelantó desde el pasado martes el periódico la “Gazzetta di Parma”, que aseguraba que tras el cierre de las investigaciones relativas a la quiebra del club Parma resultan investigados once jugadores que militaron desde 1992 a 2003 en dicha sociedad.


Esta pesquisa surge de la investigación principal sobre la bancarrota fraudulenta en en el año 2003 del grupo alimentario Parmalat de Calisto Tanzi, propietario además del equipo de fútbol.


Según estas informaciones, en la investigación que lleva la fiscal Paola Dal Monte se acusa a los dirigentes de Parmalat y a los jugadores de haber desviado cerca 14 millones de euros del grupo alimentario al club de fútbol mediante contratos falsos de publicidad.


Además de Crespo, Verón y Asprilla (llegó al Calcio tras militar en el Atlético Nacional), que llegaron al Parma en los años 90, también han sido inscritos entre los investigados: el búlgaro Hristo Stoichkov, el francés Lilian Thuram, el sueco Tomas Brolin y a los italianos Luigi Apolloni, Lorenzo Minotti, Enrico Chiesa, Dino Baggio y Massimo Crippa.


En total, los investigados son 28 y entre ellos son además de Calisto Tanzi y su hijo Stefano también otros dirigentes de Parmalat como Domenico Barili.


Según la fiscal, se hacía salir dinero de Parmalat para financiar el club de fútbol mediante contratos falsos de publicidad con sus relativas facturas falsas y que firmaban los jugadores o sociedades que representaban a estos.



Acusaciones


El diario deportivo "Gazzetta dello Sport" publicó ayer que utilizando el nombre de Verón se desviaron 5,6 millones de dólares de Parmalat, mientras que son 4,4 millones en el caso de Asprilla o 2 millones en el de Crespo. En otro fascículo de la investigación, la fiscalía acusa a los dirigentes del Parma de las irregularidades en la operación con la que el brasileño Amauri llegó al Parma, donde nunca jugó.


Según estos, Tanzi pagó 3,5 millones de dólares a una consultora para llevar a Amauri al club italiano, pero no era necesario porque el brasileño ahora con nacionalidad italiana estaba desvinculado y no era necesario pagar el fichaje.