Nacional

Honor para tres héroes que entregaron su vida en un hostigamiento en el Cauca
21 de Febrero de 2012


Los combates se registraron en inmediaciones del resguardo Indígena conocido como Huellas, en zona rural montañosa del pequeño caserío El Palo, en Caloto.

 Fuente: Policía Nacional


 Por más de 24 horas soldados de la Fuerza de Tarea Apolo y la Brigada Móvil 14 repelieron el ataque indiscriminado de terroristas del frente sexto de las Farc contra los habitantes del área rural de Caloto, Cauca.


El ataque a la población civil con tatucos, explosivos y ráfagas de fusil obligó a que las unidades militares desplazaran sus efectivos al caso urbano del pequeño corregimiento de El Palo, con un sólo propósito proteger a los habitantes de la región, quienes tuvieron que resguardarse ante la petición del Ejército Nacional de protegerse en sus casas. La amenaza de los terroristas era latente.


En medio del ataque cobarde de terroristas del frente sexto de las Farc murió el Mayor Dixon Giuliano Castrillón Gómez, junto al Cabo Primero Luis Enrique Rojas Carrero y el Soldado Profesional Mauricio Botero Castro, quienes hasta el último minuto de sus vidas permanecieron en la primera línea de combate dirigiendo la ofensiva militar .


Horas antes de fallecer, el Mayor Dixon Castrillón adfvirtió a los periodistas que se encotraban en la zona de los combates, sobre el peligro que corrían si seguían allí. De igual forma les explicó en qué consistía la ofensiva que se estaba adelantando por parte del Ejército para proteger a los habitantes de El Palo. MInutos después el fuerte impacto de un artefacto explosivo lanzado desde las montañas acabó con la vida de los tres uniformados, quienes entregaron su vida protegiendo la integridad de las más de 500 familias que tuvieron que esconderse de la amenaza terrorista de las Farc.



Héroes entregados a su Ejército y a su país


El Mayor Dixon Giuliano Castrillón Gómez , del arma de Infantería, estaba casado con Mónica Delgado Ramirez, con quien tenía dos hijos.


Sus 16 años de vida militar empiezan el primero de diciembre de 1996, fecha en la que ingresó como cadete a la Escuela Militar de Cadetes 'General José María Córdova' ; ascendió como subteniente el 3 de diciembre de 1999. Desde ese momento este inquieto subteniente juró defender la patria y a los colombianos desde cada una de sus unidades a las cuales fue designado por el mando.


Su primera unidad fue el Batallón de Infantería N°35 ‘Héroes de Güepí’ en Larandia, departamento del Caquetá; luego fue designado al Batallón de Contraguerrillas N°5 ‘Los Guanes’ con jurisdicción en Santander; posteirormente, por espacio de 19 meses defendió la población de Ocaña en Norte de Santander desde el Batallón de Infantería N°47 ‘Gr. Francisco de Paula Santander’; seguidamente llegó a Montería para hacer parte del Batallón de Contraguerrillas N°10 ‘Gr. Rafael Uribe’ y a la ciudad de Riohacha, en la Guajira con el Batallón de Infantería Mecanizado N° 6 ‘Cartagena’, cargos que desempeñó en su grado de Teniente.


Posteriormente en el grado de Capitán fue designado al Batallón N°2 ‘Coyaima’ perteneciente a la Brigada Contra el Narcotráfico, con puesto de mando en Larandia. Seguidamente, durante 20 meses luchó contra el secuestro y la extorsión en el Grupo Gaula Rionegro, perteneciente a la Cuarta Brigada, con jurisdicción en el departamento de Antioquia.


A su vez, hizo parte de la Brigada Móvil N°22 donde combatió el terrorismo del municipio de Colombia en el Huila con el Batallón de Contraguerrillas N°122 ‘Sp. Félix Iván Prieto’.


En el grado de Mayor hizo parte del Estado Mayor de la Brigada 16, en Yopal;, y posteriormente fue trasladado al Batallón de Infantería N° 44 ‘Ramón Nonato Perez’ para continuar con su buen desempeño y entrega por la defensa de los Casanareños.


El primero de enero de 2011 fue destinado como comandante del Batallón de Combate Terrestre N°91 ‘ Mauricio Sanchez’, perteneciente a la Brigada Móvil N° 14; donde hasta ayer cumplió a cabalidad y con valentía la misión de defender con su vida la población del Corregimiento El Palo, Caloto, departamento del Cauca.


El Cabo Primero Luis Enrique Rojas Carrero del arma de Caballería, era orgánico del grupo de Caballería N°3 ‘José María Cabal’, y durante su carrera militar había sido designado a unidades insignias de su arma, por su profesionalismo y denodado compromiso. El Grupo de Caballería Mecanizado ‘Cr. Juan José Rondón’, el Batallón de Combate Terrestre N°28, el Grupo de Caballería Mecanizado ‘Tequendama’, la Escuela de Caballería y el Plan Meteoro No. 3 fueron entre otras algunas de las unidades en la que este héroe prestó su servicio a la patria.


El Soldado Profesional Mauricio Botero Castro, oriundo del municipio del Espinal, Tolima, pertenecía a la institución militar desde hacía más de 7 años, tiempo durante el cual se distinguió por su valor y arrojo, reconocimiento que lo hizo sobresalir entre sus compañeros. Prestó su servicio militar en el Batallón de Infantería N°2 ‘Mariscal Antonio José de Sucre’, posteriormente ingresa a la Escuela de Soldados Profesionales donde inicia su carrera como Soldado Profesional destinado al Batallón de Combate Terrestre N°91, unidad donde entregó su vida por la defensa de los colombianos.