Economía

“Greeece, trapped in its tragedy”
“Grecia, atrapada en su tragedia”
Autor: John Jairo Murillo Giraldo
22 de Febrero de 2012


Con el desembolso de la ayuda financiera a Grecia, los créditos de rescate en la Eurozona llegarían a su techo de 500.000 millones de euros. Por lo que los líderes de los países del euro decidirán, en su reunión de marzo, si incrementan dicho tope.


El Eurogrupo, reunión que congrega a los 17 ministros de Finanzas de la Eurozona, dio el visto bueno a la adjudicación del crédito salvavidas por 130.000 millones de euros para Grecia.

Jhon Jairo Murillo, AP, WSJ, Reuters


Tras trece horas de acalorados debates, los ministros de Finanzas de la Eurozona aprobaron un nuevo plan de recate por 130.000 millones de euros para Grecia y renegociaron el monto de las pérdidas que asumirían los acreedores privados de la deuda helena. No obstante, pese a ambos avances,  la cercanía de las elecciones parlamentarias en Grecia aumenta los temores de que el Gobierno heleno incumpla sus promesas.


En vista de la posibilidad de que la economía griega experimente una quiebra, evento que de materializarse dejaría a los inversores privados de las obligaciones griegas con las manos vacías, los representantes de los intereses privados aceptaron aumentar a  €107.000 millones el monto de la condonación. De igual forma, los inversores privados ampliaron el plazo de pago de 7 a 30 años y aceptaron recibir un interés del 3,65% desde el 4,8% vigente. Con todo, aún resta la aprobación del rescate por parte de los escépticos parlamentos de Alemania, Finlandia y Países Bajos.


Lo cierto es que aunque los dos principales partidos políticos de Grecia se ha comprometido con llevar a cabo el programa de austeridad, grupos políticos opositores al plan de rescate no solo han encontrado voces de eco en la frustración generalizada de la población helena sino que, además, han añadido votos en el proceso; hecho que se traduciría en la pérdida de la mayoría parlamentaria por parte del Gobierno de unidad nacional.


Y es que además de los más de 30 tipos de ahorros y reformas que contempla el plan de austeridad, la ayuda financiera a Grecia está condicionada  al cumplimiento de requisitos que ponen en tela de juicio la soberanía helena.


De autorizarse el rescate, el Gobierno heleno se comprometería a realizar los pagos de servicio a la deuda con un trimestre de anticipación y a priorizar servicio a la deuda sobre gasto público, por lo que eventualmente Grecia podría verse enfrentada a pagar intereses en lugar de remunerar a profesores, doctores y demás empleados del estado.   


 Así mismo, además del recorte de 150.000 empleos en la nómina pública previstos para antes del 2015, el programa de austeridad plantea una polémica reducción de entre un 22% y un 32% en el salario mínimo y la tercera reducción de las pensiones en dos años (esta vez de un 15%).



Perdón a la deuda


Aunque 107.000 millones representan solo el 53,5% de la deuda pública helena, una vez se tienen en cuenta el aumento de 23 años en el plazo de pago y la reducción de más de 1% en la tasa de interés, las pérdidas netas superan el 70%. Así mismo, el jueves, el parlamento griego debatirá una ley que impone la aceptación de pérdidas a los tenedores de deuda Griega que se rehúsen a hacer parte del grupo de inversores que negoció la condonación. Tradicionalmente, las perdidas forzadas han sido consideradas como ‘incumplimiento de pago’.