Economía

Aid to Greece would be insufficient
Ayuda a Grecia sería insuficiente
Autor: John Jairo Murillo Giraldo
21 de Febrero de 2012


A la hora de cierre de esta edición no se había concretado ningún acuerdo sobre el otorgamiento de un nuevo paquete de ayuda para Grecia.

Foto: AP 

El primer ministro griego, Lucas Papademos (izq) y su ministro de Finanzas, Evangelos Vénselos (der) hablaron con los ministros de Finanzas durante una reunión en mesa redonda en Bruselas.

El paquete ayuda que recibiría Grecia por 130.000 millones de euros sería suficiente para no declararse en quiebra en marzo. Aún así, un informe señala que serían necesarios más recursos, en el mediano plazo, para evitar el colapso de la economía helena.


Según el documento elaborado por la Comisión Europea, en colaboración del Fondo Monetario Internacional, Grecia podría  necesitar una ayuda adicional de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2020, después de que se acabe el segundo rescate del país heleno.


Y es que según estos nuevos cálculos, aún con el desembolso de los 130.000 millones de euros y el alivio por 100.000 millones, procedentes la condonación de la mitad de la deuda por parte de los acreedores privados, Grecia solo podría aspirar a reducir la deuda pública para finales de esta década a 129%, desde el actual 160%.


Más aún, en el escenario más pesimista, la deuda griega podría bajar más lentamente de lo esperado, y ubicarse en 160% del PIB en 2020, por encima del 120% establecido por los socios internacionales. En tal caso, Grecia necesitaría unos 245.000 millones de euros en ayudas.


Así mismo, estudio explica que la recapitalización del sistema bancario griego, que anteriormente se estimaba en  30.000 millones de euros, ahora se situaría en 50.000 millones, y el plan de privatizaciones, que inicialmente debía aportar 50.000 millones de euros, se retrasará cinco años y solamente sumará 30.000 millones a finales de la década.


Lo cierto es que de presentarse la quiebra de Grecia, la nación helena tendría que abandonar el euro y regresar a su antigua moneda, el dracma.



Mejor el “default”


El profesor de Harvard, Jeffrey Miron, en un artículo exclusivo para la BBC de Londres argumentó que es mejor que la Unión Europea deje que Grecia entre en "cesación de pagos" o "default".


Miron argumenta que la parte negativa sería que perdiera el acceso a mercados crediticios, pero eso "puede alentar a cortar los componentes de despilfarro del gasto gubernamental". De otro lado, según él, esa medida disminuiría la presión por más medidas de austeridad; al abandonar el euro podría adoptar una moneda "que se pueda valorar apropiadamente (.) y restaurar su competitividad internacional" y además destaca el profesor de la prestigiosa universidad que si Grecia cae en default "se verá inmediatamente aliviada de los demoledores intereses que debe pagar por su deuda".