Antioquia

Gender equality, commitment of governments
Equidad de genero, compromiso de los gobiernos
Autor: Juan Jose Valencia García
20 de Febrero de 2012


La Alta Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer explica que su tarea tiene la prioridad de eliminar la violencia contra la mujer y disminuir los embarazos adolescentes, interviniendo todos los proyectos gubernamentales del país.

Foto: Cortesía 

Cristina Plazas se reunió con Aníbal Gaviria, alcalde de Medellín, y con Sonia Vásquez, secretaria de Las Mujeres, para acordar procesos que brinden oportunidades similares a mujeres y hombres en las secretarías de la Administración. También felicitó a la Alcaldía por ser pionera en el país en programas de equidad de género.

Cristina Plazas, alta consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, inició en Antioquia una gira nacional para crear una agenda conjunta entre el Gobierno Nacional y los gobiernos locales con el objetivo de incluir en los planes de desarrollo proyectos que garanticen la equidad de género.


“En los temas de la mujer Antioquia y Medellín están muy fuertes, tienen unos mecanismos de género muy importantes y recursos para cada proyecto, por eso creo que hay que felicitarlos por la inversión que hay”, asegura Plazas.


Sin embargo, explica la alta consejera, lo preocupante en la región son los índices de violencia: “eso nos tiene alarmados. Lo que necesitamos es soluciones más precisas, por eso, a mi llegada a Bogotá, me reuniré con el general Óscar Naranjo para realizar un plan de acción y ver cómo podemos ayudar al departamento desde el Gobierno Nacional”, dice Plazas, quien agrega que el consejo de seguridad que hace para proteger a las mujeres de la región debe replicarse en los demás departamentos.


La representante del Gobierno denuncia que la violencia es el crimen más común contra las mujeres en el país, no solo la física, también la psicológica, la económica, la sexual, entre otras.


“Las cifras no son alentadoras. En el país tenemos 52181 casos de mujeres víctimas de violencia doméstica. Ocho de cada diez personas que mueren por violencia doméstica son mujeres. Más de 16000 mujeres son víctimas de violencia sexual, pero lo que más nos preocupa de estas cifras es que existe un subregistro muy grande, estas cifras son apenas las que reporta Medicina Legal, pero no todas las mujeres maltratadas llegan a esa instancia”, afirma Plazas.


La solución, según la funcionaria, es trabajar en un registro mucho más fuerte, en el que haya remisión del sector salud al sector justicia, para que los que cometan estos delitos tengan que pagarlos.


La consejera anunció que se creará una agenda conjunta entre Gobierno Nacional y Antioquia, en la que se desarrollará un programa piloto en Urabá para trabajar la violencia contra la mujer y los embarazos en adolescentes, las principales problemáticas de las mujeres en el país. “Un 19.5 por ciento de las adolescentes del país están o han estado embarazadas y el 64 por ciento son embarazos no planeados”, asegura Plazas.



Estudio de tolerancia social frente a la Violencia Basada en Género


• El 75 por ciento de los hombres encuestados considera que si los hombres están bravos es mejor no provocarlos.


• El 32 por ciento de los hombres encuestados considera que los hombres de verdad son capaces de controlar a las mujeres.


• El 41 por ciento de los hombres encuestados considera que el papel más importante de las mujeres es cuidar su casa y cocinar para su familia.


• El 36 por ciento de los hombres encuestados cree que una buena esposa debe obedecer a su esposo así no esté de acuerdo.


• De los hombres que afirmaron tener o haber tenido una pareja, el 50 por ciento afirmó haber insultado y hecho sentir mal a su compañera.


• 29 por ciento creen que las mujeres que se meten con hombres violentos no se deben quejar


• 10 por ciento justifica aguantar la VBG para mantener la familia unida.


• 79 por ciento considera que los problemas familiares solo deben discutirse en familia y 89 por ciento "la ropa sucia se lava en casa".


• 59 por ciento cree que las mujeres que se visten de manera provocativa se exponen a que las violen.


• 18 por ciento cree que la mujer agredida sexualmente se puso en esa situación (estrato 1: 27 por ciento estrato 6: 1 por ciento).


• El 20 por ciento de las mujeres entrevistadas (dos de cada 10) señaló que uno de los factores que le genera miedo a ser agredida es que su pareja tome licor.