Moda

The yes and the no of a gala
El sí y el no de una gala
Autor: Carmen Vásquez
15 de Febrero de 2012


Medellín no es una ciudad en donde con frecuencia se den las galas, fiestas y reuniones en donde el protocolo y la etiqueta sean exigencia de la invitación.

Medellín no es una ciudad en donde con frecuencia se den las galas, fiestas y reuniones en donde el protocolo y la etiqueta sean exigencia de la invitación. El respetar y seguir al pie de la letra la invitación, ya indica la clase y cultura del invitado. Es un honor que se le hace a los anfitriones.


Con frecuencia se enreda la madeja en saber que es: corbata negra, smoking, saco leva, frac y muchas son las veces que en una sola indumentaria se ve una revoltura de varias cosas. Vestir apropiado para la ocasión es un arte. Una ceremonia es el lugar para vestir diferente a la rutina diaria.


Acaba de pasar una fiesta en donde la tarjeta exigía: Corbata negra. Esto es igual a “black tie” o smoking. Según las normas de la etiqueta, el smoking debe llevarse con una pajarita negra. La chaqueta de un smoking puede ser de botonadura sencilla o cruzada, la solapa de pico o redonda es de seda, los pantalones llevan en la costura lateral una cinta de seda llamada galón. La camisa es especial, blanca y de puños de vuelta, la pechera puede llevar pliegues horizontales o verticales y la hilera de sus botones puede ser vista u oculta. La faja se coloca con los pliegues abiertos hacia arriba y una nota de color atractiva puede ser el pañuelo de seda rojo en el bolsillo.


El smoking no lleva: chaleco, no lleva foulard, no lleva la bota del pantalón doblada.


Pero... el smoking es una de las prendas que en el actual mundo de la moda es el que más ha cambiado, prenda amada por los grandes diseñadores, Dior, Armani, Ralph Lauren. Prenda que en las colecciones de hoy es última moda en el vestuario femenino.


Hoy en día, en el smoking se puede jugar con el color del corbatín, con el color de la faja, con el color del pañuelo que es un coquetísimo y elegante punto visual, con las mancornas, con los botones de la pechera. Los jóvenes que imponen un estilo lo llevan con una corbata muy delgada. El smoking es un vestido de fiestas, de amigables y elegantes cenas, de recepciones especiales. No exige tanto ceremonial como el frac. Pero con cambios o no, la elegancia de lucirlo es requisito infaltable.


En la recién pasada gala que se vivió en la ciudad, desfilaron parejas muy bien vestidas, elegantes, acordes con la ocasión, pero también... verdaderos desastres visuales que atropellaron todos los cánones de saber vestir y estar una bonita noche de gala.