Columnistas

¿Hecatombe en la U. de A?
Autor: Hernán Mira
8 de Febrero de 2012


La hecatombe la popularizó el ex presidentes Álvaro Uribe, cuando a finales de octubre de 2007 dijo que buscaría la reelección en caso de que hubiera una hecatombe en el país.

2

La hecatombe la popularizó el ex presidentes Álvaro Uribe, cuando a finales de octubre de 2007 dijo que buscaría la reelección en caso de que hubiera una hecatombe en el país. Su declaración generó una gran polémica en la opinión ciudadana que trataba de dilucidar la intención del entonces presidente con este planteamiento. Se recordó el significado de la palabra que va desde sacrificio de cien reses o víctimas a los dioses, hasta mortandad de personas o desgracia y catástrofe. Y la gran mayoría concluyó que el recurrir a la hecatombe como argumento presidencial reeleccionista, era solo una muestra más del mesianismo y “poderfilia” (neologismo para describir el desmesurado amor e inagotable ansia de poder). Por fortuna a Uribe, Álvaro, la Corte le cortó las alas y frustró su ambición.


Ahora la inscripción del actual rector de la U. de A., Uribe, Alberto, que lleva tres períodos (trienios) en el cargo, revive el cuento de la hecatombe. No están claras las razones que lo llevaron a presentarse, en última hora, como candidato a la ‘rerereelección’ pero se puede colegir bien fácilmente que Uribe, Alberto, se puede creer irremplazable en ese cargo y así pudiera presagiar una hecatombe en la Universidad en su ausencia, algo así como “después de mi, el diluvio”, contundente y soberbia afirmación de Luis XV.


Y mucho sorprendió la inscripción del Rector como aspirante de nuevo al cargo, pues en muchas ocasiones había manifestado no tener intención reeleccionista, lo que hace pensar en que esa decisión tenga más una intención política (¿politiquera?) que cualquiera otra y como tal, se presente como un único e irremplazable muro de contención a la hecatombe del diluvio. Dentro de este análisis cabe también la frustrada candidatura de Jaime Restrepo para frenar a Uribe. Es bien lamentable que la rectoría de la U. de A. tenga ese tinte político que se muestra más ahora.


La reelección indefinida, ya se ha dicho con toda clase de argumentos, atenta contra la democracia que se fundamenta, en el caso de las elecciones, en igualdad de condiciones al inicio de la carrera electoral. La corte basó su sentencia en contra de la segunda reelección presidencial, esencialmente en tres argumentos: 1. El desproporcionado poder que tendría el presidente, perdiéndose el equilibrio democrático de poderes, que para el caso de la rectoría de Uribe es claro pues sería una imposición a los estamentos que mayoritariamente no lo avalan. 2. El impedir la alternancia en el poder, lo que lo acerca más a un régimen dictatorial antidemocrático. 3. La desigualdad para los candidatos al inicio, que en el caso del rector es bien claro pues ha tenido y por muchísimo tiempo todos los medios del poder en sus manos y empieza con ellos.


CODA. Así el Estatuto de la U. de A. no fije límite a la reelección, como debería hacerlo, es más cuestión de ética pública evitar la reelección aún desde la inscripción del candidato. La reelección sí sería una hecatombe para la ya maltrecha democracia universitaria.




Comentarios
2
Jaime
2012/02/14 07:15:23 am
Pilas gobernador. Un candidato a la Rectoría usa la misma simbología de su campaña a la Gobernación, sus mismas frases estilo "Porqué estoy aquí". Mismo candidato que ocupando cargos administrativos en la UdeA con sobresueldo insiste en pedir autorización al Consejo Superior para que se le contrate por horas adicionales. El Representate Profesoral al Consejo Superior desde su campaña tiene su voto comprometido y dependiendo del resultado de la consulta entre profesores respetará o no el resultado al momento de votar. Por favor, Gobernador, ayúdennos a que la UdeA sea realmente el pilar de su programa Antioquia La Más Educada.
orlando
2012/02/08 11:15:44 am
La U de A necesita oxigenarse. Está politizada, el poder lo tiene el MOIR Uribista dirigido por Jaime Restrepo , el actual rector, José Obdulio Gaviria, entre otros. Hay desgreño administrativo y unas roscas enquistadas que es conveniente parar. La reelección indefinida es sinónimo de apego al poder y necesariamente termina en corrupción y politiquería. Pilas gobernador..