Economía

Problems on land, risks in the air
Problemas en tierra, riesgos en el aire
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
6 de Febrero de 2012


Según indicó la Aeronáutica Civil, los inconvenientes que se han presentado en las últimas semanas con los controladores de vuelos en Colombia no atentan contra la seguridad aérea del país.


El aeropuerto Los Garzones, de Montería, fue reformado recientemente en el marco de la concesión del operador Airplan S.A.

“Colombia es un país muy seguro en términos de aviación y cualquier intención de crear pánico sería no solamente hacer un grave daño a un sector que ha demostrado un índice decreciente de todos los accidentes sino que falta a la verdad”, dijo el director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro, frente a los rumores de afectación de la seguridad aérea debido a la situación con los controladores.


Castro argumentó que un ejemplo de esto es que Colombia tuvo cero fatalidades de aviación comercial en 2011 y las dos que se presentaron en 2010 fueron a causa de un factor humano y no por la infraestructura aeronáutica o la acción de un controlador.


Precisamente haciendo referencia al “Plan Reglamento” que desarrollan los controladores en el último mes, aduciendo reglamentos para no agilizar el tráfico aéreo, el director de la Aeronáutica explicó que cuando un sindicato utiliza este tipo de medidas es porque el Gobierno no ha mostrado voluntad o no ha atendido sus peticiones. Sin embargo, “aquí no ha ocurrido ninguno de estos supuestos, pues el Gobierno ha mostrado su mayor voluntad y estamos sentados en una mesa de negociación, recibiendo sus peticiones y estudiando qué es posible y qué no”.


Las peticiones


El 17 de mayo del 2011, el presidente de la Asociación Colombiana de Controladores Aéreos, Carlos Arturo Bermúdez presentó ante la Aeronáutica Civil una serie de peticiones del gremio en las que solicitaron, entre otras inconformidades, que sus “malas” condiciones laborales fueran mejoradas, refiriéndose principalmente a que por la falta de personal ellos no tenían días de descanso y que por falta de los mismos estaban presentando incluso problemas de salud.


De acuerdo a esto, la Aerocivil expidió el 27 de enero, tras una ronda de negociación, la Resolución No. 0198, mediante la cual se reglamenta la asignación de períodos de descanso remunerado para todos los controladores aéreos del país.


Por su parte, Ángel Sucre, controlador aéreo retirado que prestó sus servicios por más de 24 años a la Aerocivil, aseguró que la insuficiencia de personal es algo que ha afectado el gremio desde hace muchas décadas, por circunstancias como las dificultades de capacitación y los requisitos de ingreso. Además, mencionó como otra de las dificultades para realizar su labor la falta de equipos.


Sobre estos aspectos, Santiago Castro informó que en la actualidad hay 568 controladores en el país, contando los 49 vinculados recientemente. “La idea es vincular otros 35 este año y buscar una ampliación de 200 en 2013, para quedar con los que preveíamos”.


Asimismo, frente al aspecto tecnológico, dijo que desde que inició su administración han tenido como prioridad la renovación de equipos, como radares, y el mejoramiento de infraestructura.


Las pérdidas


Según los reportes de la Asociación de Transportadores Aéreos de Colombia (Atac), solamente en enero las aerolíneas nacionales y extranjeras registraron pérdidas por cerca de 2,5 millones de dólares, debido a los inconvenientes con la operación en Bogotá.


Dichas pérdidas se deben principalmente a un mayor consumo de combustible debido al aumento en los tiempos de ruta en más de 33 minutos y los tiempos de carreteo en pista.


Adicionalmente, por el vencimiento en los tiempos de servicio de las tripulaciones, que resultan en cancelaciones de vuelos por falta de personal y retrasos que conllevan costos de traslados y hoteles a los pasajeros.


Al respecto, Claudia Velásquez, directora de Atac, agregó que “venimos percibiendo las demoras en la operación desde finales de noviembre”, situación que complicó la prestación de muchos de los servicios durante la temporada alta y que a su vez haría que la cifra de pérdidas sea superior.


Por tal razón, Velásquez expresó que es muy importante la vinculación urgente y acelerada de estos controladores, para que se le pueda dar descanso a los que ya están, sin afectar la operación, “y obviamente seguir con el proceso de vinculación de los demás, que generarían ampliación horaria en muchos aeropuertos que hoy tienen una operación restringida”. Con lo que aclaró que con los que hay no es que no se pueda operar o sea inseguro.


No hay “tortuga”


Entre tanto, Carlos Arturo Bermúdez, vocero de los controladores aéreos, aseguró que no es cierto que los miembros del país estén haciendo una “operación tortuga”, caso en el que según Santiago Castro, serían unas demoras abiertamente injustificadas y eso “obviamente traería sanciones disciplinarias y la intervención de la Procuraduría, pero lo que están tratando de hacer es aduciendo reglamentos, tomar una medida que no agiliza el tráfico aéreo y ahí creemos que se podría estar faltando a las funciones que tiene el controlador de tránsito aéreo, que es agilizar la operación y buscar la eficiencia en ella” concluyó.


Por lo pronto, de la última jornada de negociación desarrollada la semana pasada, el viceministro de Relaciones Laborales del Ministerio del Trabajo, David Luna, anunció que “junto con el Ministerio de Hacienda y la Aeronáutica Civil, el Gobierno ha hecho un esfuerzo presupuestal muy grande para apropiarle recursos que van a permitir garantizar de manera definitiva el día de descanso al que tienen derecho los controladores aéreos y que lamentablemente por diferentes razones no venía siendo debidamente respetado”.


Finalmente se espera que a partir de este martes y hasta el 28 de febrero se realicen varias reuniones entre los representantes de las partes para buscar una solución definitiva a la situación laboral para los controladores.




Operación en Antioquia


En cuanto a las afectaciones de la operación regional, el gerente del Aeropuerto Internacional José María Córdova (JMC) de Rionegro, Fredy Jaramillo Giraldo, aseguró que hasta ahora en el Terminal aéreo "no hemos tenido dificultades, acá en la regional Antioquia se encuentra en total calma y normalidad. Sin embargo, lógicamente lo que pase en Bogotá se refleja en los aeropuertos de todo el país, pero en el caso del JMC han sido muy mínimos".


Por su parte, Carlos Julio Puello, gerente del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, aseguró también que en general no se han presentado complicaciones, aunque en el caso de los vuelos de Satena, "que sí tienen operación directa en Bogotá, se han notado algunos retrasos".