Economía

Without aid, Greece would go broke
Sin ayudas, Grecia iría a la quiebra
5 de Febrero de 2012


Grecia recibiría ayuda internacional por 130.000 millones de euros para enfrentar su endeudamiento; sin embargo, tiene plazo hasta hoy en la tarde para acordar reformas salariales, según el Ministerio de Finanzas griego.

Foto: AP 

Jean Claude Juncker indicó que para decidir sobre nuevas ayudas, se debe hablar con Atenas sobre más medidas de ahorro.

EFE, Redacción Economía


Grecia perdería las ayudas internacionales y se vería obligada a declararse en bancarrota en dos meses si no aplica las reformas exigidas por la “troika” y el Eurogrupo, pues de no hacerlo no podrá esperar a que se produzcan “aportes solidarios de los demás”, según declaraciones del presidente del Eurogrupo y primer ministro de Luxemburgo, Jean Claude Juncker.


Entre las reformas solicitadas por la “troika” internacional, formada por el Banco Central Europeo (BCE), la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), está la reducción del salario mínimo, eliminar los pagos extra y reducir las pensiones.


Según el ministro de Finanzas griego, Evangelos Venizelos, las negociaciones entre su Gobierno y la “troika”, “han entrado en fase crítica. La distancia que separa las negociaciones del bloqueo es muy corta”, advirtió luego de la teleconferencia realizada ayer con los ministros de finanzas del Eurogrupo, convocada para hablar de la crisis griega.


Venizelos manifestó que “las negociaciones pueden llegar a un punto muerto por casualidad o por malentendido” y confirmó que la teleconferencia con los ministros de finanzas del Eurogrupo “fue difícil y por parte de los socios europeos hay mucha presión e impaciencia”.


Afirmó que “ya hay acuerdo sobre la recapitalización de los bancos y las privatizaciones, pero todavía no lo hay sobre la disminución de salarios al sector privado y las medidas de reducción del gasto público”.


Por otro lado, el presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, advirtió que una bancarrota de Grecia como consecuencia de la crisis de su deuda, podría conducir incluso, a la desintegración de la zona euro, con “daños colaterales inimaginables”.


El directivo de la principal entidad crediticia privada de Alemania señaló que el mayor peligro de la crisis de Grecia es el contagio a otros países en situación difícil. “Ahora se trata de ver si Europa será capaz de mantenerse unida”, concluyó.