Nacional

Escalation of terrorism gets worse
Arrecia escalada terrorista
3 de Febrero de 2012


La Policía Nacional denunció que detrás del atentado a Tumaco hay una alianza de las terroristas Farc y de la banda criminal de “los rastrojos” para salvaguardar la operación del tráfico de narcóticos en el área del Pacífico colombiano.


El presidente Juan Manuel Santos y su ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, recorrieron ayer la zona de la tragedia en Tumaco. Los funcionarios no ocultaron su preocupación por el embate terrorista.

La población civil fue la que llevó la peor parte de la escalada criminal que el terrorismo desplegó entre los días miércoles y jueves en diferentes zonas del país, informaron las autoridades.


De las 19 víctimas fatales en los atentados de Tumaco (Nariño), Villa Rica (Cauca), Cajamarca (Tolima) y Remedios (Antioquia), catorce eran civiles y cinco miembros de la Policía Nacional.


Además, figuran los 114 heridos en esas diferentes acciones criminales atendidos en hospitales de Tumaco, Cali, Puerto Tejada, Jamundí y Cajamarca.


A ello se suman los cuantiosos daños en viviendas, locales comerciales, estaciones de la Policía y vía pública. Solo en Tumaco, un primer informe indicaba que el monto de las pérdidas superaba los 8.000 millones de pesos, teniendo en cuenta la destrucción total de 75 edificaciones.


El hecho más doloroso se presentó en Tumaco, donde murieron once personas y 74 resultaron heridas, muchas de ellas mutiladas y con traumatismos en diferentes partes del cuerpo.


El director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, informó que los criminales instalaron una carreta con costales cargados con al menos 40 kilos del explosivo pentonita en esa zona céntrica de Tumaco, con alta afluencia de transeúntes.


Palomino admitió fallas de seguridad alrededor del edificio de la Policía y destacó que por tratarse de una zona comercial muy transitada, a las dos de la tarde, permitió que el artefacto no despertara sospechas.


Santos, en Tumaco


Ayer, el presidente Juan Manuel Santos encabezó un consejo de seguridad con asistencia del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, los altos mandos militares y las autoridades locales.


Luego de la reunión, el mandatario refirmó su calificativo de “hipócritas” a los miembros de las Farc porque “primero anuncian unas liberaciones y luego atacan”. Lamentó que acciones como las de Tumaco y Villa Rica "nos alejan de la paz".


El jefe del Estado, además, anunció 2.800 efectivos de la Fuerza Pública “para devolver la seguridad a esa zona del Pacífico”.


Tras repudiar igualmente el atentado de ayer en Villa Rica (Cauca), Santos destacó que los autores materiales de ese y el ataque en Tumaco, están plenamente identificados. “Los tenemos identificados, los tenemos ubicados ‘rambo’, ‘Oliver’, ‘el doctor’ y ‘rincón’”.




Caos en Villa Rica


A seis muertos y 35 heridos ascendía el trágico balance del atentado perpetrado por las Farc en el centro del municipio de Villa Rica, en el norte del Cauca.


Entre los muertos figura un menor de 13 años de edad, así como el comandante de Policía en la localidad, sargento Guido Cifuentes. Las otras cuatro personas fallecidas eran vecinas y transeúntes de la localidad. De las personas heridas, siete son de la Policía y al momento del acto terrorista cumplían diferentes actividades.


"Hicieron estallar los cilindros mediante un sistema eléctrico", dijo el alcalde de Villa Rica, quien ayer mismo encabezó un consejo de seguridad para definir el apoyo a las víctimas. Los heridos fueron llevados a clínicas y hospitales de Villa Rica, Puerto Tejada, Cali y Jamundí.


Las autoridades informaron que el vehículo utilizado por los terroristas, de color verde, era de la marca Dodge, con placas IBT-274, de Ibagué.





Cinco incursiones más


Cajamarca, población del occidente del Tolima también vivió su angustia por causa del terrorismo.


Desconocidos hicieron explotar una carga de dinamita en el establecimiento de razón social "Parador-Restaurante El Nevado", en el centro de la localidad. Además de los daños materiales, el atentado provocó la muerte de Rubiela Verano, de 34 años. Cinco personas más resultaron heridas.


Otra acción criminal atribuida a las Farc sucedió en jurisdicción del municipio de El Tarra, región del Catatumbo, donde los terroristas, tras intimidar a los conductores incendiaron ocho vehículos de la empresa Petróleos Petronorte.


En La Pintada, sobre la vía Medellín-Manizales, un grupo armado no identificado asaltó a los conductores y pasajeros de al menos cien vehículos.


Otro hecho ocurrió en Remedios (Antioquia), cuando guerrilleros de las Farc asesinaron a un policía y dejaron herido a otro.


En Yondó, también en Antioquia, integrantes de ese grupo terrorista atacaron un pozo petrolero de Ecopetrol.