Antioquia

Restructuring of gangs preoccupies authorities
Reestructuración criminal preocupa a las autoridades
Autor: Guillermo Benavidez
1 de Febrero de 2012


El crecimiento del desplazamiento intraurbano, producto de enfrentamientos entre combos, preocupa a la Secretaría de Gobierno de Medellín. Autoridades estudian medidas para controlar esta problemática.

Foto: EL MUNDO 

Según las autoridades, alias "mi sangre" y alias "Sebastián" tienen orden de captura y están en diferentes procesos de investigación. "Y se están haciendo las averiguaciones respectivas que nos conduzcan a sus respectivas capturas": Mauricio Facio Lince, secretario de Gobierno de Medellín.

El mes de enero de 2012 se cerró con una significativa reducción en el número de homicidios en Medellín. Mientras en el mismo mes del año 2011 se presentaron 165 muertes violentas en la capital antioqueña, en el primer mes de este año el número fue de 67, una rebaja del 59.4%.


El secretario de Gobierno de Medellín, Mauricio Facio Lince Prada, quien presentó ayer la cifra, atribuyó esta disminución al trabajo articulado entre Ejército, Policía y Fiscalía y a los planes de contingencia desarrollados en los últimos meses desde la Administración Municipal para brindar seguridad a los medellinenses.


De paso, Facio Lince le restó validez a las versiones que explican la mejoría en este sentido a una reestructuración en los mandos de los grupos armados ilegales que operan en la ciudad y los pactos acordados entre estos.


“Sabemos que hay un interés de ‘los urabeños’ de entrar a Medellín, pero desconocemos si alias ‘Sebastián’ fue asesinado por gente de alias ‘mi sangre’ para tomarse el poder en la ciudad. No tenemos certeza, se hacen investigaciones que tienen una reserva importante y con la Unidad Antibacrim se trabaja para reducir el impacto que puedan tener estas agrupaciones ilegales en Medellín”.


Fuentes de investigación policial habrían filtrado la información sobre la posible muerte de Ericsson Vargas, alias “Sebastián”, a manos de lugartenientes de Henry de Jesús López Londoño, alias “mi sangre”, un desmovilizado del Bloque Central Bolívar de las Autodefensas. Esta acción, al parecer encargada a alias “mi sangre” por alias “Otoniel”, líder de las Autodefensas Gaitanistas o “urabeños”, habría facilitado la entrega de los bastiones de “la oficina” en el Valle de Aburrá a “los urabeños”, labor que habían iniciado con alias “Valenciano”.


“Se desgranó la mazorca, ahora la gente de alias ‘Sebastián’ está con ‘los urabeños’. Estamos a las puertas de una segunda ‘paratranquilidad’, que tuvo su primera parte en la ‘donbernabilidad’. Se reducen los homicidios, pero se masifican las vacunas y las extorsiones al transporte y al comercio en la ciudad”, dijo al respecto Luis Fernando Quijano Moreno, presidente de Corpades. Quijano agregó que entre los combos se pasó la voz de que hay un nuevo jefe en la ciudad, que es de “los urabeños” y que quien no quiera, se le tendrá que enfrentar.



Paz en la Comuna 13


La Alcaldía de Medellín, el Ejército y la Policía Nacional realizaron ayer un consejo extraordinario de seguridad en el Centro Integrado de Intervención de la Comuna 13. El objetivo: elaborar un plan de contingencia ante la reestructuración de grupos armados ilegales en esta zona de la ciudad. Según el secretario de Gobierno de Medellín, Mauricio Facio Lince, las medidas, tomadas ante los últimos hechos presentados en San Javier, como la muerte de un joven de 15 años de edad y las denuncias de estudiantes de la I. E. Alcaldía de Medellín (en el barrio Belencito) que no pueden ir a estudiar por las llamadas fronteras invisibles, se extenderán a toda la capital antioqueña.


La presencia y acción de la Fuerza Pública en San Javier redujo las muertes violentas en esta comuna de 31, en enero de 2011, a 9 en lo que va corrido del año, según el coronel Mauricio Cartagena, comandante operativo de la Policía Metropolitana. El oficial agregó que en el Valle de Aburrá también se presentó una disminución importante, del 58.8%, al pasar de 216 homicidios en el primer mes de 2011, a 85 en enero del presente año.