Nacional

They disagree about displaced
Discrepan por desplazados
Autor: Redacción EL MUNDO
27 de Enero de 2012


La ONU recomendó a los organismos de investigación una acción más decidida para avanzar en forma positiva en la clarificación de los diferentes casos aún no investigados.


En algunas zonas como la Región Caribe, según Codhes, el problema más grave se refiere al desplazamiento forzoso por parte de las bandas criminales que sitian pequeños poblados e impiden la movilización de las personas.

Mientras la fiscal general, Viviane Morales entregó ayer un informe según el cual sí ha habido mejoría en las investigaciones por desplazamiento en Colombia, la ONU contradijo el texto y solicitó más claridad en las cifras sobre ese fenómeno.


Durante la rendición de cuentas sobre desplazamiento citada por la Corte Constitucional, Morales aseguró que ya no se puede hablar de total impunidad en los episodios de desplazamiento forzado.


Según la jefe del ente acusador, la tarea de la Unidad de la Ley de Justicia y Paz de la Fiscalía ha permitido alcanzar confesiones sobre desplazamiento en 7.799 casos.


Mencionó hechos como los ocurridos en las masacre del Naya, Ituango, Mampujan, Chengue, Mapiripán, entre otros, y aseguró que en esos se ha podido esclarecer completamente lo que sucedió con los desplazados.


La fiscal general sostuvo que uno de los obstáculos de la entidad para avanzar en los procesos, es la dificultad para ubicar a los desplazados por su cambio de lugar de residencia.


Sin embargo, la directora de la agencia de la ONU para los refugiados Acnur, Terry Morel, señaló que pese al informe de la Fiscalía, el flagelo ha crecido significativamente en el país.


De acuerdo con Morel, las sentencias proferidas por esos hechos no ascienden a más del 0,02 por ciento de los casos, lo cual significa que sigue habiendo impunidad en más del 99 por ciento de las investigaciones por desplazamiento forzado.


“Si bien el número de investigaciones ha aumentado, el número de sentencias proferidas no ha aumentado significativamente”, señaló la directora de la Acnur, quien criticó que la Fiscalía carece de una política clara en cuanto a la atención de las personas víctimas del desplazamiento forzoso en Colombia.


Para Morel “es importante que la investigación de ese delito no sea tratado como un caso aislado pues más allá de la aclaración de los hechos ocurridos, lo que existen son dinámicas de un conflicto armado de violencia y de despojo que han afectado durante años a los habitantes de distintas regiones”.



Trampas a le ley


Sobre los fenómenos tratados ayer, el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, denunció que las autoridades han detectado hechos sobre desplazamiento y despojo de tierras a través de la falsificación de medidas policiales y de certificados de libertad de terrenos para sacar a las personas.


En muchos casos se trata de documentos mal elaborados y hasta con protuberantes errores ortográficos añadió Esguerra, quien señaló que para reconocer los sitios donde se produjeron esos fraudes se creó una unidad de justicia y paz en la Superintendencia de Notariado y Registro.


En la misma audiencia, el director de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), Marco Romero, aseguró que en la cifra oficial de 3’800.000 personas desplazadas, hay un subregistro del 25 por ciento.


"Hay un nivel alto de impunidad, la justicia no se puede centrar en los procesos de falsas víctimas como está ocurriendo, pues el problema se vuelve estructural" anotó Romero.