Nacional

Santos no permitirá 'shows' en la liberación de secuestrados
26 de Enero de 2012


"Las Farc utilizan a los secuestrados como mercancía política", afirmó Juan Carlos Pinzón, para añadir que no permitirán ningún "show" como ocurrió en el pasado, además de criticar a la ex senadora Piedad Córdoba por utilizar a los cautivos para ganar protagonismo.

1

El gobierno no quiere más espectáculos mediáticos en las liberaciones de los policías y militares secuestrados. Tampoco le gusta que algunos políticos se aprovechen del dolor de las víctimas para su propio beneficio. Así lo recalcó esta mañana el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en varias entrevistas radiofónicas.


Pinzón le indicó a las Farc que le digan ya el lugar dónde están los rehenes para ir a recogerlos sin necesidad de parafernalia. Pero la banda terrorista busca ganar espacio político a costa de los 10 uniformados que mantiene en su poder desde hace 13 y 14 años. De ahí que en el comunicado que leyó ayer "Fabián Márquez", miembro del Secretariado y quien lleva varios años refugiado en Venezuela, no sólo anunció el nombre de tres de los seis secuestrados que dejará libres su banda terrorista, sino que explicó que habían tomado la medida gracias a la intermediación de Piedad Córdoba y un grupo de destacadas mujeres latinoamericanas.


Cabe recordar que hace dos meses ya declararon que soltaría a seis y facilitaron las primeras tres identidades. Desde ese momento, el Comité Internacional de la Cruz Roja comenzó los preparativos para recibir a los secuestrados, pero la guerrilla dilata siempre el momento de la entrega con cualquier excusa, a fin de alargar su presencia en los medios de comunicación y que tanto ellos como Córdoba, amén de otros aliados, conquisten cierto espacio político.


Así mismo, el terrorista recordó que las Farc no cejan en el empeño de conseguir el canje de sus "prisioneros" por guerrilleros presos y el regreso a Colombia de alias "Simón Trinidad" y "Sonia", quienes cumplen largas condenas en Estados Unidos, el primero por secuestro y la segunda por narcotráfico.


El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, reiteró el rechazo del gobierno a ambas propuestas. "No aceptamos la figura del canje porque no podemos poner a personas que están secuestradas en la misma condición de los guerrilleros que legalmente están judicializados, cumpliendo condena en las cárceles y mucho menos es aceptable que la figura del canje se eleve a rango constitucional”, dijo a una emisora local.


Ante este panorama, los familiares de los seis secuestrados mostraron su preocupación por que algo pueda obstaculizar el regreso de los suyos a sus hogares. Algunos de ellos, como Virginia Franco, lleva cerca de 14 años aguardando el momento de abrazar a su hijo, Luis Alfonso Beltrán, sargento segundo del Ejército, cuya última prueba de vida la recibió en el 2009.


Le secuestraron en El Billar, Caquetá, el 3 de marzo de 1998, y en esa eternidad ha vivido un infierno. No sólo él y sus compañeros padecen la angustia y tristeza de estar tantos años alejados de sus familias, en campos de concentración ocultos en la selva, sino enfermedades y todo tipo de vejámenes tales como permanecer encadenados las 24 horas del día.


Otro de los que recobrará la libertad es el sargento César Augusto Lasso, secuestrado en el 99. Cuando vuelva a su casa hallará una familia muy distinta a la que dejó. Uno de sus hijos nació a los pocos meses, y de los dos restantes, uno tenía año y medio y la mayor, seis. Y su padre falleció en el 2009.




Comentarios
1
JUAN
2012/01/26 05:54:07 pm
Es decir, nuestro gelatinoso presidente ya le está cortando el protagonismo a la señora del Turbante, esa que se da infulas presidenciales, cuando sale al exterior a denigar de Colombia o a intervenir en situaciones propias de estado. Claro que cada liberación de secuetrados, siempre será un show infame, del que Santos no se va a sustraer, sabiendo que hay radio y TV. Juanfer