Economía

Kodak: the roll has ended
Kodak: se terminó el rollo
Autor: John Jairo Murillo Giraldo
20 de Enero de 2012


Como un nefasto “momento Kodak”  será recordado el 19 de enero de 2012, día en que la más legendaria compañía fotográfica del mundo se declarase en bancarrota.


Foto de 1920. George Eastman (izquierda) y Thomas Edison posan junto a sus invenciones. Edison invento el equipo para la imagen en movimiento (predecesor de la cámara de video) y Kodak inventó el rollo para película y la caja-cámara.

Así como Henry Ford transformó el mundo, al hacer realidad su sueño de crear un carro que fuese asequible para la clase obrera, George Eastman, fundador de Kodak, le permitió a la humanidad la opción de conservar la memoria visual de los acontecimientos históricos, a la vez que hizo posible que cada hogar sobre la faz de la tierra, sin importar su condición económica, pudiese atesorar las imágenes de sus más preciados recuerdos.


Las revistas, periódicos y hasta la Internet, no serían lo mismo de no haber existido Kodak. Lo cierto es que antes de que esta emblemática compañía produjese su primera cámara en 1888,  la fotografía era un pasatiempo artesanal en el que se empleaban grandes placas y cuyas tomas tardaban ocho horas, y fue solo ante la aparición de Kodak que la fotografía se convirtió en un procedimiento “tan sencillo como apretar un botón”.


Ahora, la empresa con cerca de 125 años de historia,  acorralada por la competencia extranjera y la revolución digital, se declaró en quiebra, por lo que solicitó amparo al  Gobierno de EE.UU. frente a sus acreedores.


Kodak, incapaz de sacar partido al negocio de las cámaras digitales por miedo a destruir su principal negocio, la fotografía análoga, quedó cada vez más rezagada. Y es que mientras Fuji le restaba participación a Kodak dentro del mercado de los rollos fotográficos, Canon y Sony exploraban posibilidades en el negocio de las cámaras digitales.


En lo referente a su acogida a la ley de quiebras, Kodak afirmó, a través de su director general, Antonio Pérez, que esta medida se adoptó tras no haber encontrado un comprador para sus 1.100 patentes de imagen digital.


Así mismo, de reorganizarse exitosamente, Kodak espera dedicarse a la fabricación de impresoras, negocio en el que ha invertido grandes sumas y del que se prevé, estaría a punto de producir beneficios.