Antioquia

They won´t finish with Fuerza Joven, they will reinforce it
No acabarán Fuerza Joven, la reforzarán
Autor: Juan Jose Valencia García
12 de Enero de 2012


La Secretaría de Gobierno estudia un nuevo proyecto que reemplace el componente Jóvenes en Riesgo, para evitar que los menores de edad de la ciudad se involucren en actividades ilícitas.

Foto: Pablo Andrés Pasos 

En julio del año pasado se reunieron en Carabobo Norte, en el evento "Mambrú no va a la guerra. Esto es otro cuento", los integrantes de Fuerza Joven para rechazar la intervención de jóvenes en la guerra.

La Alcaldía de Medellín decidió cesar el componente de Jóvenes en Riesgo, del programa Fuerza Joven, que desde la Administración anterior vinculaba 3.979 jóvenes de la ciudad que estaban en peligro de entrar en el conflicto armado, brindándoles ofertas educativas y culturales, actividades de servicio social y preparación para el desempeño laboral, además de atención psicosocial a ellos y sus familias.


La decisión se tomó porque algunos de los jóvenes que eran parte del proyecto integraban al tiempo bandas delincuenciales y por la falta de oportunidades para los integrantes del programa.


Sin embargo, Mauricio Facio Lince, secretario de Gobierno, aseguró que se está estructurando un nuevo proyecto que vincule a colegios, universidades y a la empresa privada, y que integre a la juventud en general para que se le garantice educación y empleo.


Necesidades del proyecto


Jairo Herrán, personero de Medellín, explica que al componente Jóvenes en Riesgo le faltó tener un control más riguroso con los integrantes del proceso. El funcionario cree que justo esa debe ser la primera condición del nuevo proyecto: rigurosidad para cumplir los acuerdos de cada parte.


Herrán destaca además que el nuevo componente que idea la Secretaría de Gobierno debe evitar dar una cuota de 200.000 pesos a cada integrante, como sucedía en el proyecto anterior, pues esa condición ocasionaba conflictos entre los menores de edad: “Los mismos combos le pedían a los jóvenes el dinero que les entregaba la Alcaldía”, asegura el personero, quien agrega que las ayudas para estas personas ahora deben ser bonos para reclamar productos o participación en actividades lúdicas.


Para Herrán, la clave del programa que se construirá está en dividir los públicos que serán intervenidos: “Los jóvenes que están en el umbral de la guerra tienen necesidades distintas a los que ya están involucrados en ella, empezando por la atención psicosocial. Esa es una división que debe tener el nuevo proyecto”, concluye. 


La Personería calcula que en Medellín hay una cifra cercana a los 10.000 jóvenes que están en riesgo de involucrarse en la guerra de combos, de ahí la pertinencia y la urgencia de un programa que ofrezca otros caminos a esta población.



Fuerza Joven sigue funcionando


Aunque el componente Jóvenes en Riesgo fue sometido a una reestructuración, los otros dos componentes del programa Fuerza Joven: Delinquir No Paga e Intervención Social en Cárceles siguen funcionando.


Delinquir No Paga difunde conciencia ciudadana a 30.068 menores de edad en escuelas y colegios de la ciudad. El componente Intervención Social en Cárceles, que beneficia a 4.500 personas, busca la reintegración del preliberado, el pospenado y su entorno sociofamiliar.