Nacional

Red tape: only what is strictly necessary
Trámites, los estrictamente necesarios
11 de Enero de 2012


El decreto exige que el tiempo para la asignación de citas de odontología y medicina general no pase de tres días. Así mismo, En el caso de negar a un paciente un servicio o medicamento, la EPS debará informarlo mediante una carta remitida al usuario


Como tarea pendiente, el presidente Santos se comprometió a eliminar 500 tramites "engorrosos" correspondientes a las Corporaciones Autónomas Regionales.

Con la convicción de eliminar todos aquellos tramites que “irrespetan” el tiempo de los colombianos y  parten de la desconfianza en la buena fe de estos, el presidente Juan Manuel Santos aprobó el decreto antitrámites, que busca mejorar las relaciones de los ciudadanos con el Estado. 


Los colombianos ya no tendrán que preocuparse por presentar la declaración extrajuicio, el certificado judicial ni el de supervivencia. Todo esto, como parte de la política del “buen gobierno” promulgada por la administración Santos.


Así mismo, también dicen adiós: la denuncia penal por la pérdida de documentos, la presentación de documentos autenticado en Notaría ante entidades públicas y el certificado de pago, cuando el órgano estatal que lo solicita es el mismo que recibe el desembolso.


Por otra parte, los colombianos que viven en el exterior podrán solicitar apostillajes a través del correo postal, evitando así desplazarse al país, y para quienes realizaron estudios en el extranjero, el Ministerio de Educación deberá realizar su convalidación en un periodo no mayor a cuatro meses.


Trámites se mudan a Internet


El presidente aseguró que “en menos de tres meses todos los formularios para cualquier trámite con el Estado estarán colgados en el portal de internet de Gobierno en Línea, y podrán imprimirse desde ese portal”.


En adelante, “las entidades del Gobierno nacional recibirán pagos por medios electrónicos, para evitar que el ciudadano tenga que desplazarse para realizarlos”, enfatizó el mandatario.


Igualmente, antes de finalizar el 2013, los ciudadanos podrán “definir su situación” militar de manera más “fácil y ágil”, accediendo a  herramientas electrónicas para hacer consultas, inscripción, pago y expedir certificados.