Nacional

Sentenciaron a un abogado por calumniar a magistrados
10 de Enero de 2012


Los jueces de la Corte Suprema de Justicia denunciaron en repetidas oportunidades que el gobierno de Uribe los persiguió ilegalmente por las investigaciones contra congresistas vinculados con el paramilitarismo.

AP


El abogado Sergio González fue condenado a casi seis años de cárcel acusado por proferir calumnias contra dos magistrados de la Corte Suprema.


La decisión fue tomada en una audiencia pública por Martha Saldarriaga, jueza penal de Bogotá.
González, que fue abogado de José Orlando Moncada, alias "Tasmania", recibió una sentencia a 70 meses de prisión.


Como no se hizo presente en la audiencia celebrada en un complejo judicial de la capital, la jueza libró una orden de captura como probado responsable del delito de calumnia agravada.


La acusación está basada en una carta que González envió en 2007 al entonces presidente Álvaro Uribe y en la que sostenía que los magistrados Iván Velásquez y Luz Adriana Camargo le habrían hecho irregulares ofrecimientos a un cliente suyo a cambio de que declarara en contra de Uribe.


Los hechos se remontan a octubre de 2007, cuando Uribe  denunció públicamente que a sus manos había llegado una misiva en la que "Tasmania" sostenía que había sido visitado en la cárcel por Velásquez y Camargo para que declarara en su contra sobre eventuales delitos cometidos por el entonces jefe de Estado.
Ambos magistrados negaron la versión de Moncada que, en realidad, había sido impulsada por su abogado González.


La Fiscalía estableció que los dos magistrados habían sido calumniados y con base en las pruebas aportadas la jueza Saldarriaga profirió la condena en la jornada contra el penalista.


En su sentencia, Saldarriaga no señaló ninguna responsabilidad del ex presidente y por el contrario, se estableció que todo fue urdido por González, "Tasmania" y Juan Carlos "El Tuso" Sierra, extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008 bajo cargos de narcotráfico.


"Como quedó demostrado en este proceso, y he insistido desde hace años, he sido víctima de un complot de enormes proporciones", afirmó en diálogo con la AP el magistrado Velásquez, quien es considerado como el impulsor desde el 2006 de las investigaciones en la Corte Suprema por los nexos entre la clase política y las bandas paramilitares.


"No obstante haberse hecho justicia en este caso, aún no es suficiente", agregó el funcionario judicial.


"No puede ser que todo quede reducido a un delito de calumnia", recalcó.