Columnistas

Bienvenido el liderazgo de Medellín
9 de Enero de 2012


Vivir en Medellín es un privilegio. En la ciudad de la eterna primavera damos por sentado que una ciudad capital de departamento tiene teatros, museos, centros comerciales, aceras, calles pavimentadas, sistema de alcantarillado, parques.

Danny Garcia Callejas


Vivir en Medellín es un privilegio. En la ciudad de la eterna primavera damos por sentado que una ciudad capital de departamento tiene teatros, museos, centros comerciales, aceras, calles pavimentadas, sistema de alcantarillado, parques, centro de convenciones, bibliotecas, autopistas, puentes y semáforos peatonales, entre otros.


Desafortunadamente, muchas ciudades capitales de Colombia no tienen ni una sala de cine.
Y no es por razones culturales o de idiosincrasia que unos pueblos alcanzan mayor desarrollo que otros.
Recientemente estuve en la ciudad de Quibdó, en Chocó, donde escasean bienes y servicios públicos que damos por hecho en el Valle de Aburrá y que, en ocasiones, exigimos con altanería.


Pero en esta ciudad chocoana, antiguamente llamada Citará, abunda la amabilidad, la alegría, y la gente pujante comprometida con su región, con ideas frescas y creativas, entre otras cosas muy buenas.


Por ejemplo, la Universidad Tecnológica del Chocó (Utch) está liderando el proyecto Bioinnova que busca generar innovación en las áreas de biodiversidad, medio ambiente y recursos naturales. Este proyecto espera que Chocó sea la base para la creación de una red de centros de investigación y de desarrollo tecnológico en biodiversidad en el país.


Medellín, a través de su proyecto Ruta N, ha acumulado experiencia en temas de innovación. ¿Por qué no compartir este conocimiento con Quibdó y la Utch en coordinación con la Universidad de Antioquia y el Departamento Administrativo de Ciencias, Tecnología e Innovación, Colciencias?


Sin duda, nuestra ciudad está llamada a hacer cooperación intermunicipal.


Entre 2008 y 2010, Medellín recibió más de US$23 millones en cooperación internacional, según la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín y el Área Metropolitana (ACI). ¿Qué tal si compartimos esta experiencia con otras ciudades menos prósperas de Colombia y Antioquia y posibilitamos que ellas también atraigan recursos similares?


La clave y el futuro del país están en la innovación y la cooperación entre ciudades y regiones; en este sentido, el Plan Nacional de Desarrollo, “Prosperidad para Todos”, nos guía en la dirección correcta: reducir las disparidades regionales.


Es más, con Colombia en la categoría de país con desarrollo humano alto, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), los recursos de la cooperación internacional serían priorizados para otros países menos desarrollados. Pero como nosotros sabemos de las dificultades económicas de muchas de nuestras regiones, lo más oportuno sería la cooperación entre departamentos y ciudades.


Efectivamente, Medellín es el líder natural para convertir la cooperación intermunicipal y la innovación en desarrollo regional incluyente y equitativo. Bienvenido el liderazgo de Medellín.


*Integrante, Grupo de Macroeconomía Aplicada, Universidad de Antioquia
Docente, Departamento de Economía, U. de A.