Columnistas

Nuevo gobierno regional
Autor: Fabio Villegas Botero
6 de Enero de 2012


Comienzan un mandato de cuatro años, la mayoría de ellos con muy buen respaldo de sus respectivos electores, y, al parecer, mucho menos vinculados a organizaciones oscuras, como tantos de sus antecesores suspendidos por la Procuraduría.

1

Aprovecho esta primera semana del año para saludar y felicitar al inmenso equipo de gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles que acaban de tomar posesión para dirigir y orientar los departamentos, ciudades y municipios de nuestro bello país.


Comienzan un mandato de cuatro años, la mayoría de ellos con muy buen respaldo de sus respectivos electores, y, al parecer, mucho menos vinculados a organizaciones oscuras, como tantos de sus antecesores suspendidos por la Procuraduría.


Esperamos de ellos una consagración total, unas realizaciones de verdadero servicio a la comunidad y un avance sobre lo que dejaron en el pasado cuatrienio los que acaban de hacerles dejación de sus puestos. Qué bueno que al final de sus mandatos, se pudiera decir de la mayoría de ellos:


“Encontré un municipio (departamento o ciudad) con mucho desarrollo”, según el titular de página entera en El Mundo el miércoles pasado, citando palabras de la nueva alcaldesa de Sabaneta.


En cuanto a la gobernación de Antioquia y la ciudad de Medellín, el hecho de que sus dos mandatarios hubieran sido ya sus gobernantes, aunque ahora invertidos los cargos, es nueva garantía de éxito.


Más aún, el que desde antes de ser elegidos ya hubieran pactado un gobierno de estrecha unión de la capital con el resto del departamento, como lo ratificaron al momento de su posesión, abre unas posibilidades que quizás no se pueden dar en ninguna otra región del país.


Y si pensamos en la meteorología, casi seguro van a contar con mucho menos dificultades que sus antecesores en el largo período de casi dos años de crudelísimo invierno y desastres de todo orden. 


Es mucho lo que Medellín y Antioquia han avanzado en los últimos gobiernos. Son trascendentales los proyectos que están en realización o debidamente estructurados y que sin duda lograrán la culminación con los nuevos gobernantes.


Si en alguna parte del país se puede estar orgulloso con la elección popular de gobernadores y alcaldes, (reforma iniciada por un antioqueño, Belisario Betancur) creo que es en Antioquia y Medellín.


Pero igual ha sido en muchos municipios de las diversas subregiones. Que el Gobernador provenga de los novísimos Verdes y el alcalde del histórico Partido Liberal da señal de la pluralidad de partidos, no solo en los puestos ejecutivos, sino, sobre todo, en la Asamblea y los Concejos de todo el Departamento. Una convivencia en la diversidad puede aportar muchas luces y fuerzas que un gobierno monolítico nunca podrá dar.


Para mí es un motivo de satisfacción haber compartido con el nuevo gobernador, Sergio Fajardo Valderrama, sus primeros pasos en busca de la alcaldía de Medellín y que ahora llegue a dirigir el Departamento.


Igualmente, con el doctor Aníbal Gaviria tengo la satisfacción de haberlo tenido como uno de mis discípulos en la Universidad Eafit, y después colaborado con él cuando fue gerente de EL MUNDO, al que todavía sigo orgullosamente vinculado. Desde lo más profundo del alma los felicito y les deseo los mayores éxitos.




Comentarios
1
orlando
2012/01/06 02:30:19 pm
Tenemos un buen gobernador y un buen alcalde de Medellín. Muchas esperanzas en ellos. Ojalá haya más gerencia y menos politiquería. En UNE, Hidroituango y en el Metro hay que meterlas en cintura, llevas un gerente capaz, honesto y credibilidad en la comunidad.