Columnistas

La FLA: De Ramos a Fajardo
Autor: Guillermo Maya Muñoz
5 de Enero de 2012


El gobernador Luis Alfredo Ramos cambió su discurso sobre la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA). Primero dijo que no iba a privatizar la “gallina de los huevos de oro”, en consonancia con los planteamientos que había hecho en la campaña electoral.

4

El gobernador Luis Alfredo Ramos cambió su discurso sobre la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA). Primero dijo que no iba a privatizar la “gallina de los huevos de oro”, en consonancia con los planteamientos que había hecho en la campaña electoral, y después en su posesión, hace cuatro años, dijo sobre la FLA que iba a desarrollar todo su potencial comercial, pero que “sólo un estudio serio y profundo nos dirá en el tiempo prudencial cuál es el mejor futuro de la Fábrica”.


El proyecto político de Ramos estaba pensado para otros cuatro años adicionales y, en este sentido, para dejarle a su sucesor Álvaro Vásquez Osorio, los “estudios serios y profundos” para la “democratización” de la FLA. Ramos Botero cumplió con su palabra, aunque, afortunadamente, los votos no respaldaron esta opción.


El Gerente de la FLA, en los últimos cuatro años, ha dejado un plan para “democratizar” la FLA, para privatizarla, aunque sea parcialmente. En una crónica, “La FLA podría vender acciones”, (Juan Fernando Rojas, El Colombiano, dic 27-2011) se dice que el Gerente saliente Andrés Felipe Isaza Pérez, “dejó listos los estudios y soportes técnicos para que la nueva administración departamental analice la posibilidad de democratizar ‘la joya de la corona’ de la Gobernación de Antioquia”.


En palabras del propio Isaza Pérez, el proyecto “es democratizar entre los antioqueños y colombianos, por ejemplo, con paquetes de acciones (…). No es vender a grandes inversionistas o multinacionales y, en todo caso, siempre el control de la compañía estaría en manos del Departamento”. Sin embargo, anota que una de las cosas por la que será recordado es “por haber conservado la FLA como patrimonio de los antioqueños cuando la querían vender (se refiere a Aníbal Gaviria como Gobernador del Departamento de Antioquia entre 2004-2008), demostrando que es un negocio de mucho potencial”.


Por otro lado, el actual Gerente de la FLA Fernando Restrepo, nombrado por el Gobernador Sergio Fajardo, en el mismo informe, se refirió a la propuesta de democratizar la FLA: “Si uno le va a caminar al tema de modificación de la estructura jurídica actual para ser una empresa industrial del Estado, el primer paso siguiente es una democratización”. El periodista señala que el Gerente se mostró “receptivo” con la propuesta “democratizadora”. Si Ecopetrol, ISA, etc., lo hicieron, “¿Cómo no lo vamos a hacer nosotros?”, señala Restrepo.


Sin embargo, en una entrevista posterior, “Sólo conocimos la sala de la casa”: Fajardo
(Ricardo León Cruz, EL MUNDO,  Dic. 31-2011), ante la pregunta, “Gobernador, ¿qué va a pasar con la FLA?”, la repuesta fue: “(…) yo lo dije en campaña, y vuelvo y lo repito: no la vamos a privatizar. Se tiene que fortalecer y eso significa fortalecer sus mercados, combatir el licor adulterado y el contrabando; la transparencia en la contratación (…). Eso es lo que tenemos que hacer”.


La “democratización” de los activos públicos, como ISA, ISAGEN, Ecopetrol, etc., se viene utilizando en Colombia para enmascarar los procesos privatizadores sobre estos activos. Se trata de vender un activo público para favorecer los intereses privados con el argumento que eso es “democratizar”. Cuando se saca un activo público, productivo o no de las manos públicas, como las generadoras de energía o las playas, parques naturales, etc., bajo diferentes modalidades, participación accionaria, concesión, etc., lo que se trata no es de ampliar su propiedad entre los colombianos sino todo lo contrario, se trata de introducir un proceso privatizador, de largo plazo, que dé pie a que los grupos económicos, a través de sus corredores de bolsa, poco a poco, vayan comprando las acciones en poder del público, como ha ocurrido en Ecopetrol, ISA, etc., para ir logrando una participación accionaria creciente, que los apalanque posteriormente en la toma de  decisiones de la empresa, y en los posteriores procesos “democratizadores”.


¿Una cosa piensa el burro y otra quien arrea? Por ahora, sólo queda darle el beneficio de la duda al Gobernador del Partido Verde.




Comentarios
4
orlando
2012/01/05 08:52:25 pm
La lupa de Fajardo mostrará la realidad dl gobierno de Ramos. Pilas gobernador con la FLA, Hidroituango , el metro, VIVA, ..lleve un gerente capaz, honesto y credibilidad en la comunidad.
Wilson
2012/01/05 12:29:44 pm
Todos los bienes públicos son de la ciudadanía, por lo tanto las empresas públicas son de todos. Ya están democratizadas. ¿De qué democratización están hablando?
Mario
2012/01/05 09:12:43 am
Qué adjetivos para calificar el comportamiento de estos muchachos que se creen dueños y amos del poder. Creo que todos válidos por el ámbito semántico que encierran. La historia política de Colombia está cundida de estos hechos, desde los tiempos remotos hasta los más recientes para no mencionar algunos, porque, se nos quedan otros muchos. En la Facultad de Economía de la UdeA. cuando quedaba en Bomboná con Girardot habia un profesor de Economía Financiera que todos los días nos repetía: "hay que agotar todos los recursos..." Pero estos muchachos, que se creen portadores del poder, por aquello del "papi" verdaderamente sí los agotaron... Para muestra un botón, leer los excelentes artículos del doctor Ramón Elejalde en este mismo espacio... Y todos tan campantes.
JUAN
2012/01/05 05:35:03 am
Del Doctor Fajardo al Doctor Luis Alfredo, hay leguas de ventaja a favor del primero, sin demeritar al segundo. Estamos ante la gran oportunidad de Antioquia yno la podemos desaprovechar. debemos apoyar a nuewstro Gobernador buscando construir antes que destruir y exigiéndole cumplimiento allí donde se requiera. Hay comentarios muy adversos de cierto tiempo para acá sobre la administración Ramos, que no admiten ni el beneficio de la duda, no obstante esperemos que a nada asciendan ÑAPA. Lo que si está muy jarto, es ese nuevo delfincito heredero de Luis Alfredo: Irreverente, irrespetuoso, entrometido, soberbio, bravucón y buscapleitos. Creo es la excepción a la regla con aquello de que "de tal palo tal astilla",. JUANFER