Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

En muchos países el día 6 es fiesta, pero no de Reyes
Días de reyes magos
6 de Enero de 2008


El 6 de enero es una fecha que significa para muchos un día de regalos, tal como los recibió el niño Jesús recién nacido en el portal de Belén. Pero en muchos lugares de enero, este día marca otra clase de conmemoraciones.


Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?. Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron, y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. Evangelio según Mateo.

EFE
Redacción Internacional

El 6 de enero no pertenece exclusivamente a los Reyes Magos ya que, alrededor del mundo, distintas celebraciones coinciden en esta fecha, día también de la Navidad en Serbia o Armenia, del bautismo de Cristo para algunos ortodoxos, y de las mujeres en Irlanda.

La diferencia de trece días que existe entre el calendario juliano y el gregoriano hace que se solapen la Navidad ortodoxa para algunos países con la Fiesta de Reyes.

En Serbia, por ejemplo, la Navidad comienza el día 6, cuando, a primera hora, el padre de familia sale para cortar una rama de roble que trae a casa, donde es recibido por la esposa con miel y vino.

Por la noche, antes de la cena, se enciende la rama, y se mete en casa también un poco de paja que se tira al suelo; la mujer y los niños imitan entonces el canto de los pájaros en el nido para llamar el bienestar y la abundancia. En ese día no se puede insultar, reñir ni pegar, ya que es el día de reconciliación.

En Rusia, donde también se sigue el calendario juliano, la Navidad es más conflictiva: Uno de cada cinco matrimonios se rompe en estas fiestas y el número de suicidios también se dispara debido al excesivo consumo de alcohol y a las dificultades de convivencia.

Lo habitual, sin embargo, es que los rusos se reúnan y preparen «pilmenie» (raviolis siberianos) rellenos de carne y verdura, o dulces. En el mundo rural, además, los niños salen disfrazados a las calles para cantar villancicos de puerta en puerta.

La Epifanía en esos países se celebra el 19 de enero. En lugares como Armenia y Etiopía también celebran el nacimiento de Jesús en estas fechas, pero por otras razones: «Durante los tres primeros siglos del Cristianismo, toda la cristiandad festejaba la Navidad el 6 de enero» y si hoy en muchos países se celebra el 25 es porque «en el siglo IV en Roma se impuso una necesidad práctica», explica el profesor Sergio Kniasian en la página web de la International Armenian Network.

«Ese día los romanos celebraban con gran despliegue la ceremonia del Dios-Sol...y los altos dignatarios de la Iglesia Occidental resolvieron cambiar esa fiesta por la celebración del nacimiento de Jesús, de manera que el 25 de diciembre se impuso en todos aquellos países que tenían a Roma como centro espiritual», cuenta.

La Iglesia Apostólica Armenia y otras de Oriente mantuvieron el 6 de enero porque vivían ajenas a Roma.


Bautismo

Pero en otros países ortodoxos, como Bulgaria, Rumania o Grecia, lo que se conmemora el día 6 es el bautismo de Cristo, mientras la Navidad es el 25 de diciembre como en Occidente.

En Bulgaria, el 6 de enero es la fiesta de Yordánovden, que se celebra en la madrugada cuando «el cielo se abre» y Dios cumple los deseos de los creyentes.

El agua centra los ritos que se ofician ese día de conmemoración del bautismo de Jesús, y que culminan cuando el pope tira una cruz al río, al mar o a un lago y, acto seguido, se lanzan al agua, pese al frío, los varones solteros para rescatarla.

Este ritual se cumple también, con alguna que otra variante, en Rumanía y Chipre.
En Rumanía, en Chipre y en Grecia, los popes, además, van de casa a casa y bendicen los hogares con albahaca mojada en agua bendita.

La iglesia de Chipre es una de las más antiguas de la comunión del Este pues fue fundada por San Pablo y San Bernabé, y la Epifanía (la manifestación de Cristo que puede ser a los magos o en el bautismo) es una de las fiestas más importantes en la isla.

La víspera de la fiesta es de ayuno, y es cuando los sacerdotes visitan en casa a los feligreses para bendecirlos.

Por su parte, los niños suelen visitar el día 6 a sus parientes y amigos, cantando un refrán para pedir la «pouloustrina», una suma simbólica de dinero.

Grecia también celebra la Navidad entre los 24 y el 25, y los regalos se reparten el 1 de enero, día de la fiesta de San Basilio.
Las casas se adornan con un árbol de Navidad o con un barquito con luces y las plazas, con pesebres.

La noche del 31 de diciembre al 1 de enero se reparten los regalos y se quiebra una fruta de granada en el umbral de las casas para que el nuevo año traiga dinero y buena suerte.
También se bendice y parte un pastel en el que se esconde una moneda (costumbre parecida a la del roscón de Reyes), y se reparten trozos a los presentes, dejando uno para el hogar y uno para Jesús.

En Egipto, los cristianos coptos carecen de tradición asociada a Melchor, Gaspar y Baltasar y los festejos de la Epifanía tienen un carácter meramente litúrgico y familiar.

Finalmente, en Irlanda se celebraba antaño el día 6 una curiosa festividad, llamada «Women’s Christmas» o «Nollaig na mBan», que actualmente resiste en localidades como Cork y en la que los hombres asumen las actividades del hogar, y dan a las mujeres el día libre.



Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800