Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Cúcuta sacó un importante empate 1-1 del ‘Orlando Aníbal Monroy’
Bajo Cauca quedó en veremos
Autor: Guillermo Benavidez
4 de Diciembre de 2005


No fue suficiente el empuje de la afición ni la garra que pusieron los antioqueños en la cancha para evitar que el Cúcuta Deportivo se llevara ayer un valioso punto de Caucasia. Ahora, el once antioqueño tendrá que ganar en Cúcuta, en el partido de vuelta de la gran final de la Primera B, que se hará el próximo domingo 11 de diciembre en el estadio ‘General Santander’, si quiere conseguir el título de la categoría y ascender a la Primera A.

Celebraron alborozados ayer los jugadores del Cúcuta Deportivo tras el pitazo final del árbitro Óscar Julián Ruiz en el colmado estadio ‘Orlando Aníbal Monroy’, al término del juego de ida de la gran final de la Primera B que se desarrolló en el municipio de Caucasia, Antioquia, y que terminó igualado a un tanto. “Mesura, mucha mesura”, se le escuchó decir al técnico antioqueño del Cúcuta, Álvaro de Jesús Gómez, al ingresar al campo luego de la conclusión del encuentro, cuya última parte debió observar desde la tribuna tras ser expulsado a falta de seis minutos para el cierre por protestar una decisión arbitral. “Aún faltan noventa minutos, en casa las cosas serán diferentes, pero no podemos cantar victoria todavía”, dijo.

Aguantando, esperando, manejando el partido y simulando faltas, los ‘motilones’ consiguieron enredar ayer al Bajo Cauca, se llevaron un punto de visita y ahora tienen la gran posibilidad de lograr en su predio el título de la categoría de ascenso. Sin embargo, el empate parece lógico y esa tendencia debe mantenerse en la capital de Norte de Santander, pues se enfrentan en la final el equipo con más goles en la B, Bajo Cauca FC, y el de la valla menos vencida, el Cúcuta Deportivo.

Una temperatura de 38 grados dio la bienvenida al terreno de juego a los dos elencos que dirigen los estrategas antioqueños Álvaro Gómez y Oswaldo Durán. John Jairo Tréllez se adueño del esférico en las primeras de cambio y apenas a cuatro minutos se coló entre la defensa del Cúcuta y de pierna izquierda lanzó un centro para el recién ingresado Wílber Holguín que por poco vence la valla contraria. Los ‘motilones’ no se asustaron y respondieron con un doble cabezazo de Trujillo y Molina que generó riesgo en el área del guardameta Eduardo Blandón.


Al minuto 17, el barranquillero Yesid Trujillo se adentró en terreno contrario, se cruzó de izquierda a derecha, amagó con centrar pero siguió de largo, encontrando resistencia en la humanidad de Daniel Sierra quien lo envió al piso. El juez decretó de inmediato la pena máxima que ejecutó el propio jugador, acomodándola en el sector derecho del arco defendido por Blandón. Los siguientes minutos fueron de dominio del local, que no lograba convertir. Tréllez, Holguín, Tobón y Castro lo intentaron todo pero el balón se negaba a entrar. En el minuto 42 llegó el premio a la persistencia de los antioqueños. Carlos Castro recibe un balón desde propia área, se descuelga por derecha, esquiva contrarios y envía el centro donde Wílber Holguín, cayéndose, manda el esférico adentro para el empate del Bajo Cauca. En las tribunas se escuchó de inmediato el “sí se puede, sí se puede”, mientras los jugadores iban a los camerinos.

Arrancó la segunda mitad con un Cúcuta que parecía conforme con el empate, pero el Bajo Cauca no. Los de casa crearon opciones, mostraron intenciones, se arriesgaron, pero el gol no llegó. El portero de la visita, Williers Valencia, se convirtió en la figura del partido al altura del minuto 38, no sólo por sus atajadas sino por quemar tiempo. Fue por esa razón que el central Óscar Julián Ruiz le mostró la tarjeta amarilla, la quinta consecutiva, por lo que no podrá estar en el próximo juego de la final. El estratega Oswaldo Durán sacó del terreno a Jhon Jairo Tréllez y a Felipe Benalcázar y mandó al campo a John “Chavo” García y a David Mathieu. Los cambios, sin embargo, no dieron el resultado esperado. El Cúcuta hizo al final su negocio, se llevó un valioso empate para su ciudad y ahora tiene la opción de conseguir en casa el título de la categoría en el partido de vuelta de la gran final de la Primera B que se hará el próximo domingo 11 de diciembre, a las 3:30 p.m. en el estadio ‘General Santander’. Claro que primero deberá dar buena cuenta del Bajo Cauca, un equipo que no se entrega y que ahora jugará con la presión de su rival.



Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800