Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Política

En 19 años fue alcalde
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
28 de Noviembre de 2015


Federico Gutiérrez, a los 22 años de edad, comenzó a hacer política en 1996 dentro del Movimiento Universitarios Haciendo Nación, UHN, y en enero próximo, a sus 41 años que los cumple hoy, asumirá como uno de los alcaldes más jóvenes de Medellín.


Foto: Cortesía 

Junto a Álvaro Uribe en la campaña del 2011 de Federico Gutiérrez para la Alcaldía de Medellín.

En una casa prestada por la Transversal Inferior con Los Balsos, en el barrio El Poblado, de Medellín, comenzaron en 1996 las primeras reuniones sobre temas nacionales, de ciudad y de política de un grupo de inquietos estudiantes universitarios, entre los cuales estaba Federico Gutiérrez Zuluaga, quien por esa época contaba con 22 años de edad.


Esos fueron los primeros pasos o pinitos políticos que dio el por entonces estudiante de Ingeniería Civil de la Universidad de Medellín y que 19 años después lo condujeron a ser elegido alcalde popular de Medellín, en una meteórica carrera pública.


Primero con una serie de encuentros en universidades de la ciudad y luego en esa casa, se fue gestando el movimiento “Universitarios Haciendo Nación”, UHN, inicialmente con una visión ciudadana y de opinión sobre temas de envergadura nacional que se sucedían promediando la década de los años noventa, entre ellos el escándalo de la narcopolítica que derivó en el proceso judicial 8.000 y metió a la cárcel a muchos congresistas y por el cual fue enjuiciado en la Cámara el presidente de la época Ernesto Samper Pizano.


A instancias del joven estudiante de la Escuela de Ingeniería de Antioquia, Santiago Vélez Trucco, se iniciaron esas reuniones y debates, que fueron alimentados desde las páginas del periódico La Tangente, tribuna desde la cual se adelantó una dura crítica al proceder de la clase política colombiana por sus relaciones con los carteles del narcotráfico.


El trasfondo de esta campaña era la cercanía de Vélez Trucco con el pastranismo, que precisamente perdió las elecciones de 1994 con Andrés Pastrana, quien fue el primero en develar las relaciones del samperismo con el Cartel de Cali.


Entre los jóvenes que participaron en esas tertulias y deliberaciones de UHN estaban, además de Vélez Trucco y Federico Gutiérrez, Jaime Cuartas, por la U. de A., Augusto Posada, de Eafit, Juan Camilo Quintero y Santiago Gómez, de La Salle, Camilo Duque y Pilar Navarrete, de la UPB y otros estudiantes que entre todos llegaron a sumar una veintena de jóvenes soñadores en cambiar la política.


UHN fue tomando vuelo y en 1997 sus integrantes decidieron convertirlo en un movimiento netamente  político y aspirar al Concejo de Medellín, desafío que lograron en los comicios de octubre de ese año para el periodo 1998 al 2000.


La lista de estos jóvenes fue la tercera más votada de la ciudad para el Cabildo, lo que permitió la elección como concejal de Santiago Vélez Trucco. Era la segunda alcaldía de Juan Gómez Martínez.


El acceso de estos muchachos al Concejo permitió la primera vinculación de Federico Gutiérrez a un ejercicio público y político, pues se convirtió al lado de Santiago Gómez Barrera, próximo secretario de Gobierno de la ciudad, en asistente del concejal Vélez Trucco.


Sin embargo, el nombre de Federico Gutiérrez consiguió tener alguna resonancia local, toda vez que se presentó como cabeza de lista por UHN a la elección del Consejo Municipal de la Juventud, CMJ, obteniendo la mayor votación. Fue su primera victoria electoral. 


Pero no terminó su periodo en el CMJ pues tuvo que renunciar al cumplir la edad límite para hacer parte de ese programa para jóvenes de la Alcaldía de Medellín. Fue sustituido por Jaime Cuartas, quien junto a Santiago Gómez, siempre han caminado juntos en política con el hoy flamante mandatario entrante de la capital de Antioquia.


Así las cosas, Federico Gutiérrez se dedicó a concluir sus estudios de ingeniería y se colocó como ingeniero residente de obras en una constructora del empresario conservador Álvaro Villegas Moreno, quien fue uno de sus primeros mecenas en sus inicios políticos, pero de quien se alejó y cuestionó cuando comenzaron a aflorar los  líos de la constructora CDO.


En las elecciones del 2000 para el Concejo de Medellín, UHN no ratificó la curul de Vélez Trucco, a quien se le subió la fama a la cabeza, afrontó problemas en su salud mental y desapareció luego de toda actividad proselitista. En la actualidad reside en los Estados Unidos. 


Entre tanto, Augusto Posada Sánchez se presentó como candidato a la Cámara en las elecciones de marzo del 2002 y por escasos votos no alcanzó la curul. Pero luego hizo parte del equipo del embajador ante la OEA, Luis Alfredo Ramos, y se fue a trabajar y a estudiar en Washington.


El reencuentro


Tras conocer el amargo sabor de las derrotas electorales, los gestores de UHN no se amilanaron ni se aburrieron, sino que se volvieron a reencontrar para afrontar los comicios territoriales de octubre de 2003 y sacan candidatos a la Asamblea de Antioquia y al Concejo de Medellín.


Juan Camilo Quintero, actual titular de Ruta N, había trabajado en las elecciones presidenciales del 2002 como gerente de la campaña en Antioquia de Noemí Sanín y aprovechó la experiencia adquirida y algunos buenos ahorros para anunciar a sus amigos la aspiración a la Asamblea de Antioquia.


Entre tanto, la candidatura al Cabildo de Medellín quedó por definirse entre Jaime Cuartas y Federico Gutiérrez, quienes fueron los únicos en mostrar interés por seguir el camino que había despejado Vélez Trucco. Ambos se reunieron en una taberna del barrio Carlos E. Restrepo y tras analizar las condiciones y las posibilidades de cada uno, Jaime Cuartas, quien en enero comenzará su segundo periodo como concejal de la ciudad, declinó a favor de su compañero y de ese modo y por primera vez el hoy alcalde electo es candidato al Concejo.


Logró la curul de cabildante con el aval del Nuevo Partido, mientras que Juan Camilo Quintero perdió su ingreso a la Asamblea Departamental por pocos votos.


El Nuevo Partido se transformó luego en el Partido de la U para materializar políticamente el proyecto uribista. Bajo esa denominación Federico Gutiérrez aspiró por segunda ocasión al Concejo de Medellín en los comicios del 2007. Lo favoreció la ola de popularidad del uribismo y logró hasta ese momento la mayor votación para esa corporación con los descrestantes casi 14.000 sufragios.


La historia política reciente de Federico Gutiérrez ya es ampliamente conocida. Al lado de  Álvaro Uribe se apuntó por el Partido de la U como precandidato a la Alcaldía de Medellín en el 2011 y ganó la nominación de su partido tras vencer a sus competidores internos Juan Felipe Campuzano, Gabriel Jaime Rico y Darío Montoya.   


Quedó de tercero en las elecciones con el no despreciable guarismo electoral de 120.000 votos.


Y este año no aceptó la propuesta del senador Álvaro Uribe de participar como precandidato a la Alcaldía dentro del Centro Democrático, pues respondió enfáticamente que “yo no soy precandidato, soy candidato”.


Por tal motivo aspiró en solitario y para ello creó el movimiento por firmas “Creemos”, con el cual acaba de ganar la Alcaldía de Medellín, 19 años después de la semilla que sembraron con UHN en esa casa prestada de El Poblado y a los 41 años de edad que precisamente está cumpliendo hoy.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800