Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Columnistas

EPM: La democracia no es un pacto de silencio
Autor: Guillermo Maya Muñoz
1 de Julio de 2013


En los últimos días se publicaron dos escritos, totalmente opuestos, sobre EPM.

En los últimos días se publicaron dos escritos, totalmente opuestos, sobre EPM. Uno propagandístico: “EPM, multilatina de 58 años que arrancó con 67 millones de pesos” (elcolombiano.com, junio 21-2013); y otro, crítico: “EPM, ¿servicio, crecimiento o lucro?” (elmundo.com, junio24-2013), del ingeniero Luis Fernando Múnera López. 


Sin embargo, la columna del ing. Múnera tiene un mayor impacto, no solo porque es escrita por alguien que trabajó en EPM por más de 30 años, sino también porque da una comprensión más amplia sobre la grave situación económica de EPM, que debería ser aclarada por su Gerente y el Alcalde de Medellín.


Múnera afirma que mientras la matriz EPM da ganancias y muy altas, que sirven para que la alcaldía saque unos enormes transferencias anuales para el municipio cercanas al billón de pesos, el Grupo EPM, conformada por una gran cantidad de filiales, tanto en otras ciudades de Colombia como en Centroamérica, está perdiendo dinero.


“En 2012 el Grupo EPM produjo pérdidas netas y su flujo de caja operativo (Ebitda) fue muy inferior al de EPM, su casa matriz, a pesar de que los ingresos de aquél fueron superiores a los de ésta en un 30 %”. ¿Por qué? “La razón principal es que los costos de prestación de los servicios en el grupo fueron más del doble que en la casa principal. (…). Según la información disponible, el Grupo EPM ha producido pérdidas casi todos los años desde 2005. (…). No puede argumentarse que ello se debe al tiempo de retorno de las inversiones, ya que prácticamente todas ellas corresponden a compras de empresas en marcha, donde los beneficios por mejoras administrativas deberían verse muy rápido”.


¿Cuántas son las ganancias de EPM? “Las utilidades de EPM matriz son escandalosas: en 2012 totalizaron 1,7 billones de pesos, que representaron el 32% de sus ingresos. Y han crecido fuertemente, pues en 2005 eran el 26%”. ¿De dónde salen las enormes ganancias de EPM?  “La razón de esas utilidades tan grandes no es el control de los gastos, que por el contrario han crecido en el período, sino que sus tarifas son excesiva e innecesariamente altas en Medellín y Antioquia, sobre todo las de electricidad”. Afirmación categórica: “las tarifas de los servicios se han convertido en un impuesto disfrazado”, y con estos ingresos se subsidian las tarifas en otras partes de Colombia y Centroamérica.


Por otro lado, la crónica en El Colombiano trata de vender al lector una historia “rosa” de EPM, pura propaganda. Dice el periodista: “También se recuerda que hace poco tuvo tres gerentes en una sola Alcaldía y su autonomía volvió a ser tocada por decisiones desacertadas y escándalos como el de una vajilla que nunca se compró”. Se refiere al periodo del exalcalde Luis Pérez. Y agrega: “Los últimos tres gerentes, -Juan Felipe Gaviria, Federico Restrepo Posada y Juan Esteban Calle-, han sido motores de decisiones que han permitido la expansión sostenible y rentable del Grupo EPM”. Sin embargo, a pesar de la zalamería, Múnera demostró que no es así.


Por lo demás, no es cierto que no se hubieran tomado decisiones desacertadas desde que Sergio Fajardo ejerció como alcalde desde 2004 hasta hoy, y que el único desacierto fue la compra de la vajilla de los 100 millones de pesos. 


Entre los grandes desaciertos se pueden enumerar los siguientes: Primero, La compra del 50% de Orbitel por 85 millones de dólares (mdd), sobre los negocios de internet Wimax, que ya no se vende, y la telefonía fija de larga distancia, en declive. ¿Cuánto queda de los 160 mdd que valía Orbitel? Casi nada. 


Segundo, la venta de OLA a Millicom, convertida en TIGO, sin pago de prima de control, y pagada con el flujo de caja, que ha arrojado unas pérdidas cercanas al billón de pesos, desde que Millicom tomo la gestión, y que todavía le debe unos 200 mil millones de pesos a EPM. 


Tercero, para acabar de ajustar, por iniciativa del actual Gerente Juan Esteban Calle, y aprobación del concejo de Medellín (muchos de cuyos integrantes quieren llegar al Congreso de la República en las próximas elecciones), se va a fusionar UNE con Millicom, una transnacional de mala reputación. ¿Será que EPM le va a prestar plata para que pague el billón de pesos por la parte de UNE? 


¡En Medellín no se pierde un peso, pues!


¿El concejo de Medellín sabe cuántas ganancias generan cada una de las empresas localizadas en Centroamérica? ¿Sabe quiénes son los gerentes o los delegados de EPM en cada una de ellas? ¿La Contraloría de Medellín “controla” las filiales de EPM en Centroamérica? ¿EPM para qué tiene una empresa de papel en el paraíso fiscal de Islas Caimán? 


La columna del ingeniero Múnera no va a tener respuesta. Sin embargo, como afirmó Lula, expresidente de Brasil, a propósito del movimiento de los jóvenes que protestan en Brasil: “La democracia no es un pacto de silencio”.


Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800