Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Por las Ligas

Football, strategy for overcoming hardship
El fútbol, estrategia para la superación
Autor: Jheyner Durango Hurtado
30 de Mayo de 2013


El fútbol es utilizado por la Fundación Caminos como fuente de aprendizaje y crecimiento personal de todos aquellos niños y jóvenes de la población más vulnerable.


Foto: Cortesía 

Cuatro equipos de fútbol, en Sub 11, Sub 13, Sub 17 y Sub 19, tiene la Fundación Caminos.

Hace siete años llegó a tierras antioqueñas como turista, y jamás se imaginó que en este lugar su corazón quedaría flechado para siempre.


Al comienzo tenía pensado recorrer toda Suramérica, pero desde que tocó este suelo cafetero sintió que su alma y cuerpo no podían pertenecer más al país que lo vio nacer: Holanda.


Él es el educador Eddy Veldhuisen, quien por medio del fútbol sintió la necesidad de quedarse en Colombia para “trabajar en el mejoramiento de la calidad de las personas más vulnerables”, aquellos niños, niñas, adolescentes y jóvenes que son afectados por la marginalidad, la exclusión y la violencia, algo parecido a lo que hacía en su nación, pero lo cual no se presenta a tan alta escala.


“Mi objetivo era viajar por Suramérica por un año, y luego volver a mi país para seguir con mi vida normal en la docencia y en la Federación Holandesa de Fútbol. Pero en la aventura mi intención no era viajar sino también ser voluntario con la población vulnerable, y fue así como comencé mi función en el Centro de Acogida en Prado Centro de Hogares Claret”, indicó Eddy, quien de esta manera se empezó a enamorar de su labor e interesar por aquellas personas que querían salir adelante pero que no encontraban la forma de hacerlo. 


Su labor


“Mi función consistía en dar clases de inglés y fútbol a los niños de la calle. Se logró consolidar un grupo de 20 jugadores, y de esta manera se sembraron las semillas para lo que en la actualidad somos”, dijo este hombre de buena fe, quien buscó ayuda en su país para que los niños de Colombia recibieran indumentaria deportiva de buena calidad para poder competir.


“Fue un momento inolvidable de los jóvenes al recibir su camiseta y guayos. Esto motivó para seguir con nuestro trabajo, el cual constaba no solo de competir sino de saber competir. De ser tolerantes si se perdía, de respetar al prójimo, de reconocer los errores y de orientar a cada muchacho en llevar una vida de bien”, recordó Veldhuisen, quien iba diagnosticando cada una de sus funciones en Medellín, las cuales logró publicar en el diario Alkmaarsche Courant de Holanda, en el cual ‘mató dos pájaros de un solo tiro’, ya que sus escritos causaban impresión en aquel país, ayudando a que sus compatriotas valoraran más lo que tenían y servían a la vez para que muchos seres se vincularan con su causa y enviaran donaciones a Colombia.


“Las ganas y los deseos de las personas de aprender, de escalar en la vida me sirvieron para enamorarme más de lo que hacía, y por eso decidí crear la Fundación Caminos, la cual está constituida desde hace cuatro años”, dijo este hombre, quien volvió a encontrar a Cupido por medio de Adriana Trujillo, una antioqueña con quien se casó hace dos años y medio. 


“En la Fundación, aparte del fútbol, tenemos diferentes proyectos. Pero hablando del fútbol, nosotros no buscamos beneficiarnos con nuestros jóvenes a futuro, de hecho ellos sí tienen el sueño de ser profesionales en este deporte, pero lo que pretendemos es que ellos encaminen sus vidas, que tengan un gran proyecto y que sean personas de bien”, manifestó Veldhuisen, quien agregó que “nuestra meta es que nuestros muchachos nunca vuelvan a la calle. Además, que apenas terminen su proceso con nosotros y tengan la mayoría de edad, puedan tener un buen estudio, una buena práctica y buen trabajo, y eso se logra con buenas bases, las cuales podrán fabricar si se esfuerzan para lograrlo y si se dan cuenta que en la vida todo se consigue si se lucha por lo que se quiere”.


Otros proyectos

Además de fútbol, la Fundación Caminos trabaja en otros proyectos que han servido para que muchas personas en situación de vulnerabilidad tengan buenas oportunidades de salir adelante en la vida.


El proyecto de fútbol es llamado Naranja Mecánica, pero también están el de Recreación (llamado Coco), Banda Musical (Grupo Sararé), Revista Entendámonos, Teatro e Improvisación. En estos, los jóvenes expresan su talento.


Por tal motivo, esta Fundación, que trabaja además con niños del Barrio 8 de Marzo, sigue en la tarea de buscar ayudas para que estas personas de escasos recursos no dejen de luchar por sus sueños.


Cabe recordar que la Fundación Caminos ha trabajado de la mano de instituciones como Hogares Claret, Ciudad Don Bosco, Bosconia, Jardín Amor, Caminos de Esperanza, Poder Joven, El Patio, Pa’ Mi Barrio, entre otras.




Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800