Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Política

Guerra “gives a fight”
Guerra da la guerra
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
25 de Octubre de 2012


El político antioqueño Andrés Guerra insiste que en el Chocó hubo fraude electoral para el Senado en el 2010 y pone en duda la curul que asumiría Astrid Sánchez.


El hoy diputado Andrés Guerra insiste en que le robaron su curul de senador en el 2010.

La sanción disciplinaria con inhabilidad para ejercer cargos públicos al senador costeño del Partido de la U, Eduardo Carlos Merlano Morales, que lo aleja del Congreso de la República, volvió a poner en primer plano y a revivir la larga lucha que en defensa de su ingreso al Legislativo colombiano ha dado el joven político antioqueño Andrés Guerra Hoyos.


Desde el mismo momento de las elecciones al Senado en marzo de 2010, durante los escrutinios y en estos años ante los tribunales y ante la opinión pública, este comunicador social siempre ha sostenido que le robaron su curul senatorial por los fraudes electorales cometidos en otras regiones colombianas en favor de competidores suyos, dentro de la lista del Partido de la U e inclusive en planchas de otros partidos.


El Partido de la U conquistó en el 2010 un total de 28 curules para el Senado, al obtener la mayor votación por partidos políticos para esa corporación con casi dos millones 800.000 votos.


Y ahora al salir obligatoriamente Merlano del Senado, debe ingresar la persona o candidato que sigue en votos en la lista del Partido de la U. El guarismo electoral 29 lo logró la chocoana Astrid Sánchez Montes de Oca, con 37.020 sufragios y detrás de ella quedó Andrés Guerra, con 35.623 votos. Ahí está el meollo de la nueva pelea que está dando el hoy diputado a la Asamblea de Antioquia para defender su derecho a ejercer como senador, pues alega que en el Chocó hubo fraude electoral en la votación para esa corporación.


Tras la sanción de la Procuraduría a Merlano, el paso que sigue es que la Registraduría Nacional del Estado Civil certifique quién sigue en la lista de la U y como se trata de Sánchez de Oca, dicen que en el Chocó no ven la hora que se surta este requisito para viajar en caravana a Bogotá a asumir la investidura de senadora.


Dos hermanos de esta eventual congresista, uno como legislador y otro como gobernador, fueron cuestionados y condenados por la justicia. Odín, por parapolítica y Patrocinio, por peculado. 


Frente a esta situación Andrés Guerra acepta las explicaciones de Astrid Sánchez en el sentido que los apuros de sus hermanos no son los de ella, pues en Colombia no existen delitos de sangre.


Sin embargo, el político antioqueño del Clan Guerrista la emplazó para que responda por sus actuaciones en el supuesto fraude electoral realizado el 14 de marzo del año 2010, con el número U14 (la identificación en el tarjetón de Astrid Sánchez), en el Departamento del Chocó, según insiste Andrés Guerra.


En tal sentido, elevó un derecho de petición al Partido de la U sobre todo lo acontecido con la votación chocoana para el Senado, en el cual recalca que según autoridades electorales sí hubo irregularidades y por eso pone en duda la posible curul de Astrid Sánchez y el derecho suyo a ejercerla.


Profundas dudas

En su derecho de petición al Partido de la U, Andrés Guerra pone en duda los resultados para el Senado en el departamento del Chocó.


Recuerda que el CNE, luego de un reclamo realizado por sus abogados, aceptó el reconteo de votos en los escrutinios nacionales de 2010 en Corferias, en Bogotá, sobre la votación de 29 municipios chocoanos y enjuició y regañó la forma como se adelantó por parte de la comisión escrutadora seccional el recuento de la votación.


Guerra asegura que según el último boletín de la Registraduria del 15 de marzo, Astrid Sánchez con un escrutinio del 93.82 % en el país, tenía 29.245 votos faltando por ingresar el 19.7 % del departamento del Chocó, que podrían ser uno 5.800 sufragios más, llegando a un tope de 35.000 votos en el mejor de los escenarios.


Los asesores de Guerra analizaron a partir de allí las 833 mesas del Chocó y “encontramos fraude electoral que luego el CNE reafirmó puntualmente en la Resolución número 1271 de 2010 del Municipio de Lloró”, porque hubo un cambio inusitado para algunos candidatos.


Andrés Guerra dice que en el escrutinio interno final de la Registraduría, Astrid Sánchez aparece con 40.000 votos y es considerada senadora, pero en el escrutinio de Corferias, en Bogotá, pierde aproximadamente 4.000 votos por suplantación de electores, alteración de la votación, entregas extemporáneas, huellas dactilares que no coinciden con los números de cédulas, falsedad de documentos públicos… quedando al final del escrutinio con un poco más de 37.000 votos, perdiendo la curul con el hoy exsenador Eduardo Carlos Merlano por solo 100 votos. Guerra se pregunta: ¿Si existió fraude, como lo evidencio el CNE en sus resoluciones, por qué razón las investigaciones en la Fiscalía, la Procuraduría y en el  Partido de la U no continuaron?




Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800