Jueves 22 de Diciembre de 2016    Actualizado 3:16 pm.

Más de 400 mil campesinos fueron desplazados durante la violencia partidista en Antioquia
La Violencia y el café (I)
Autor: Jorge Iván Posada Duque
2 de Agosto de 2009


El periodo de La Violencia en el suroeste antioqueño (1946-1956) marcó la vida de miles de campesinos. Cientos de historias que allí ocurrieron aún faltan por ser develadas. Este es el relato de una de ellas.


Desde el siglo XIX hasta mitad del siglo XX, el municipio de Salgar y Urrao, se desarrollaron distintas confrontaciones bélicas, como la Guerra de los Mil Días y La Violencia Partidista.

Era el año de 1946 y la industria antioqueña seguía creciendo. La producción de café de los municipios del suroeste antioqueño, dos veces al año nutría las arcas departamentales. Les inyectaba capital a las textileras y llevaba trabajo y pan a miles de campesinos. Pese a este panorama de prosperidad económica, Antioquia no era ajena a la situación social de Colombia: un país donde más del 70% de la población era campesina, más de la mitad era analfabeta y el 3% de los propietarios monopolizaban el 50% de la tierra. (1) Un país que después de la segunda Guerra Mundial seguía aumentando su volumen de exportaciones, su tasa de industrialización, su crecimiento agrícola, pero que seguía teniendo una estructura que privilegiaba a unos pocos.

Paralelo a este panorama la confrontación política partidista, entre el partido liberal y el partido conservador, iba en aumento y amenazaba con desestabilizar el país. Después de que las figuras de Jorge Eliécer Gaitán y Laureano Gómez atizaran la confrontación para las elecciones presidenciales de 1949, estas posiciones antagónicas incitaron la confrontación bélica, rural y campesina conocida como La Violencia (1946 –1956), que dejó 300.000 muertos en el país.

Se sabe que el asesinato de Gaitán desató el periodo de terror, pero desde 1946 el país venía sufriendo una serie de retaliaciones entre campesinos liberales y conservadores..


La Violencia

Para el caso de Antioquia la zona más asociada con La Violencia en el departamento fue la del suroeste. Por ejemplo en el municipio de Urrao, cientos de campesinos se manifestaron el 9 de abril de 1948, pero el clímax que caracterizó a la región fue el de normalidad por el miedo que tenían los campesinos de manifestar su ira. Los terratenientes, dueños de las grandes extensiones de tierras cafeteras sabían que era necesario contener los posibles brotes de inconformidad liberal campesina en el departamento. Sólo hasta 1950 fue que La Violencia vino a manifestarse en esta región. En ese sentido, tal y como lo establece la historiadora Mary Roldán, la confrontación en el suroeste antioqueño se dio a mayor escala en el municipio de Urrao, entre los años de 1950 y 1953; así como en los municipios de su influencia como Betulia, Salgar, Concordia y Ciudad Bolívar. (2) Al igual en otras regiones de Antioquia La Violencia en este territorio estuvo centrada por principios y lealtades políticas y fue generada por hondas diferencias étnicas y culturares; dice Roldán: “este era el caso particular del suroeste, donde los objetivos de la lucha parecían no cuestionar la distribución del poder en la sociedad colombiana ni sus acuerdos básicos, económicos y sociales, como sí la cuestionaban en el oriente antioqueño, el occidente y Urabá”. (3) Culturales y étnicos porque tanto Salgar como Urrao –sobre todo ese último– históricamente, desde la Colonia se habían configurado como bastiones de resistencia del mundo conservador antioqueño.

Por ejemplo, ambos municipios eran corredores de contrabando, refugio de perseguidos políticos, de liberales de tradición desde la Guerra de los Mil días. Urrao, pero también su área de influencia, era un sitio donde los campesinos podían vivir lejos del control que se intentaba ejercer desde Medellín. Por ello es que el surgimiento de La Violencia en el suroeste antioqueño no fue sólo el resultado de la diseminación de odios partidistas heredados, si no que fue el elemento para que afloraran los conflictos departamentales y locales, creando así oportunidades para que los sectores antes marginados de los centros de desarrollo emprendieran las luchas por el acceso a la tierra y el poder.


El impacto

Por esto fue tan determinante –como lo dice Mary Roldán- el impacto de la muerte de Gaitán en el suroeste antioqueño; la influencia que tuvieron los caciques y terratenientes en estos municipios para atizar la disputa, y el papel que jugó la afiliación política y cultural para que muchos campesinos se vieran involucrados en La Violencia –unos en la guerrilla, otros en la contrachusma, otros como integrantes de los gobiernos locales, que a su vez se identificaban con el gobierno conservador de Ospina Pérez, etc–

Ya para 1950, después con la llegada de Laureano Gómez al poder (1949) –después de que el liberalismo se negara a participar en la contienda electoral– el país tocó la cresta de la confrontación campesina: la policía secreta de Laureano Gómez, –la contrachusma conocida en Antioquia, la Chulavita en Boyacá, los Pájaros en el Valle del Cauca– se encargaron de identificar a los seguidores de Gaitán, a los 9 abrileños, a los liberales, a los auxiliadores de las guerrillas, para ejecutarlos. Así mismo las guerrillas liberales, patrocinadas por los directorios locales, desarrollaron acciones violentas –ante la creciente exclusión de los liberales en los cargos públicos, y la persecución de los mismos– como el robo de ganado en haciendas, quema de casas y asesinato de campesinos conservadores, desplazamiento de familias. Por ejemplo, en el suroeste antioqueño las guerrillas liberales recibieron a cientos de campesinos liberales, donde se contaban familias enteras que habían sido perseguidas después de la muerte de Gaitán. Y mientras la guerrilla aumentaba sus operaciones, la policía, junto con la contrachusma –al no poder contener la violencia delas guerrillas– asesinaban y desplazaban cada vez más a campesinos que vivían en veredas donde la guerrilla operaba, todo esto como retaliación a sus acciones violentas, tal y como ocurrieron cientos de veces en los municipios de Betulia, Urrao, Concordia y Salgar. (4)


Desplazamiento3

Bajo una de estas retaliaciones, en agosto de 1951 en la vereda la Humareda de Salgar –lugar de influencia de las guerrillas liberales para ese entonces–, fueron perseguidos y asesinados tres miembros de la familia *López Agudelo, de tradición liberal, quienes vivían en este sitio desde 1946.

En el contexto de confrontación violenta generalizada, miles de campesinos –ya fueran liberales o conservadores– emigraron de sus tierras como víctimas directas de amenazas, por familiares asesinados. Tal fue el caso de esta familia –*López Agudelo–, quienes harían parte de los 400.000 campesinos que llegaron entre 1938 y 1968 a Medellín a instalarse en las laderas de la ciudad de Medellín; (5)


*Juan Andrés López y *Genoveva Agudelo –campesinos liberales de Salgar, tachados de 9 abrileños, y por la conocida militancia de un hermano de Genoveva en las guerrillas liberales de Urrao– salieron hacia Medellín con sus hijos huyéndole a las amenazas de muerte de la contrachusma, tal y como hacían otros cientos de campesinos del suroeste antioqueño. En Salgar se quedaría *Alfonso, el hijo mayor de la familia *López Agudelo, que días después fue descuartizado por los asaltantes.

*Nombres cambiados por solicitud de estas personas, hoy en día, sobrevivientes del periodo de La Violencia.

**Espere la segunda entrega de esta historia

Bibliografía

(1) Sánchez Gonzalo, “Violencia, guerrillas y estructuras agrarias”, Nueva Historia de Colombia. Vol. II, Capítulo 6, p 128
(2) Roldán, Mary, A Sangre y Fuego, Violencia en Antioquia, 1946 – 1953, Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Bogotá, 2003, p 284.
(3) Roldán, Mary, A Sangre y Fuego, Violencia en Antioquia, 1946 – 1953, p 284.
(4) Roldán, A Mary, Sangre y Fuego, Violencia en Antioquia, 1946 – 1953, p 50
(5) Romero, José Luís, Latinoamérica, las ciudades y las ideas, Cap 7 Las ciudades masificadas, p 397.



Prohibida su reproducción total o parcial. La traducción a cualquier idioma está permitida estrictamente para usos pedagógicos y debe citarse la fuente. Reproduction in whole or in part is forbidden. Translation in any language is permitted strictly for pedagogic uses without permission written, and sources must be mention.
Webmaster: webmaster@elmundo.com - Contáctenos en la Calle 53 #74-50 Barrio Los Colores en Medellín - Colombia - Teléfono (574) 2642800