Columnistas

Variaciones en torno al uso de mayúsculas
Autor: Lucila Gonzalez de Chavez
23 de Julio de 2015


Las normas de uso de las mayúsculas en cada lengua son convencionales, por lo que no son inamovibles, y están sujetas a cambios y evoluciones.

lugore55@gmail.com


Las normas de uso de las mayúsculas en cada lengua son convencionales, por lo que no son inamovibles, y están sujetas a cambios y evoluciones.


En los siglos XVI y XVII se implantó el uso  necesario de la mayúscula inicial en los nombres de los días de la semana y en los nombres de los meses del año; también, en los gentilicios. Hoy, todos esos nombres se escriben minúscula.


En las mayúsculas, las normas de su uso, como las de cualquier otro elemento de un sistema, debieran ser objetivas e inequívocas en su aplicación. Sin embargo, en su uso, intervienen factores como: la intención de quien escribe, el tipo de texto o el contexto.


Advierte la Ortografía de la RAE en su última edición que “las normas que aquí se dan son prescriptivas, pero hay caso que no pueden pasar de ser meras recomendaciones”. “Es imposible prever y explicar todos los contextos en los que el que escribe puede escoger usar la mayúscula o la minúscula en función de casos diversos, sin que en rigor ninguno de los dos casos, pueda considerarse incorrecto”. (p. 446)


Cuestiones formales:


1. Las mayúsculas de las letras: i – j, carecen del punto sobrescrito, característico de las mismas, ejemplos: Inés, Javier, HIJO.


2. Si los dígrafos: ch - gu - ll - qu -, signos formados por dos letras, se usan al principio de una palabra escrita con mayúscula, solo tiene mayúscula el primero de los componentes, ejemplos: China, Guinea, Lleras, Quito. Pero, si las palabas se escriben enteramente con mayúsculas, los dos componentes deben estarlo también: CHINA, GUINEA, LLERAS, QUITO.


3. En la escritura ordinaria se usa como letra base la minúscula, la que cambia cuando la norma lo ordena.


4. En algunos textos se escriben enteramente con mayúsculas: palabras y enunciados, para darles más legibilidad. En los textos largos donde las minúsculas hacen más fatigosa la lectura, las mayúsculas favorecen la legibilidad y visibilidad.


5. Suelen escribirse enteramente con mayúsculas:


a. Palabras y frases en las portadas de libros y documentos, tanto impresos como electrónicos.


b. La cabecera de diarios y revistas, ejemplos: EL MUNDO, EL COLOMBIANO. Se está volviendo frecuente, usar solo la mayúscula en la inicial de las palabras significativas.


c. Inscripciones de lápidas, monumentos y placas conmemorativas se escriben enteramente con mayúsculas. Igualmente, los lemas y leyendas en banderas o estandartes, escudos y monedas. También, los textos de las pancartas  y de los avisos.


d. En textos de carácter informativo, las frases que expresan el contenido fundamental del escrito, van enteramente con mayúsculas, ejemplo: “Por motivos de salud, NO ARROJEMOS BASURAS A LAS QUEBRADAS”.


e. Los términos como: avisos, notas, advertencias, posdatas, etc., van enteramente con mayúsculas, pero solo cuando introducen de forma autónoma, los textos correspondientes, ejemplo: “AVISO: El pago de  cuotas solo podrá hacerse…”. “NOTA: La empresa ha cambiado los horarios”.


f. En términos jurídicos y administrativos como: decretos, sentencias, bandos, edictos, certificados o instancias, los verbos que expresan la finalidad del escrito o las partes fundamentales, el uso de las mayúsculas favorece su rápida lectura, ejemplos: CERTIFICA  que,   EXPONE,    SOLICITA,      CONSIDERANDO….


(Fuente: Ortografía de la lengua española. Real Academia Española. Capítulo IV. MAYÚSCULAS. Primera edición en Colombia, abril de 2011.   743 pp.)


*****


Al Comunicador Jairo Piedrahíta Lopera y sus compañeros:


Las anteriores notas les enriquecen el texto completo - desde los parámetros del Diccionario Panhispánico, de la RAE -  que les envié como respuesta a su pregunta, sobre el manejo de mayúsculas.


Gracias por su sugerencia de que dicho texto sea publicado. Es posible que ello ocurra en alguna de mis columnas.


******


¡TRECE ADJETIVOS PARA CALIFICAR UN ADJETIVO CALIFICATIVO!


¿Qué opina, amigo lector, sobre esta “perla”? 


Una de las representantes del arte de ahora, explica al periodista por qué le gusta, o por qué escoge, o qué es para ella el color negro; responde:


“El color negro:


“Insondable, misterioso, profundo, ominoso, silencioso, denso, sólido, sereno, sigiloso, secreto, enigmático, impasible, místico”.


Afirma el maestro español Azorín, en sus recomendaciones estilísticas:


“La abundancia de adjetivos en la expresión, manifiesta la pobreza en los pensamientos”.


¡13 adjetivos! cacofónicos porque todos terminan en o, para calificar otro adjetivo calificativo.