Columnistas

Repasemos
Autor: Lucila Gonzalez de Chavez
11 de Junio de 2015


Dígrafos:
Existen cinco dígrafos o combinaciones de letras, según la Nueva Gramática. (Dígrafo: dos letras para representar un solo sonido).


lugore55@gmail.com


Dígrafos:


Existen cinco dígrafos o combinaciones de letras, según la Nueva Gramática. (Dígrafo: dos letras para representar un solo sonido).


1. El dígrafo ch (che)


Hoy, de acuerdo con las normas internacionales, en los diccionarios, la che (ch) ha pasado a la columna de las palabras que empiezan por C (ce). Los vocablos cuya primera letra es la che, están situados exactamente antes de las palabras que empiezan por (ci).


2. El dígrafo ll (elle)


La elle ha pasado a la columna de las palabras que empiezan por L (ele). Los vocablos que empiezan por elle, los encontramos en los diccionarios, después de las palabras que empiezan por (li).


3. El dígrafo gu (g) antes de las vocales e, i: pliegue, guiño.


4. El dígrafo qu (c) antes de las vocales e, i: queso, esquina.


5. El dígrafo rr (erre) entre vocales: arroz, tierra.


“Los dígrafos ch,  ll,   dejan de ser considerados letras del abecedario español, lo que no significa que desaparezcan de su sistema gráfico. Estas combinaciones seguirán utilizándose como hasta ahora en la escritura de palabras españolas. Ocurre que los dígrafos son combinaciones de dos letras ya incluidas en el alfabeto. En todas las lenguas de escritura alfabética, se consideran letras del abecedario solamente los signos simples”. (RAE).


& (“et”):


Su nombre es “et”. Es una alternativa en la escritura, de la conjunción copulativa latina “et”, de la que se deriva la conjunción española “y”.


Su nombre en inglés es “ampersand”, que proviene de la expresión “and  per  se  and”, equivalente a: “y por sí mismo, y”  (es parte de la retahíla para memorizar el alfabeto).


En español, el uso de este signo es superfluo, ya que es más breve, fácil y sencilla la conjunción “y”.


La RAE admite que este signo (&) representa la palabra “etcétera” y recibe el mismo nombre.


Conversatorio:


En Colombia y Perú: Mesa redonda (grupo de personas versadas en alguna materia). En otros países: Reunión concertada para tratar un tema.


Nota: No dice el DRAE nada acerca de la etimología: ni griego, ni latín, ni otras lenguas como italiano, etc. Por tanto, dicha palabra está dentro del grupo de los americanismos.


Oratorio: 


Su origen está en el latín.


Sitio para orar en algunas casas.


     2. Congregación de presbíteros fundada por San Felipe Neri.


     3. Composición dramática y musical. 


     4. En colegios de salesianos, lugar en que se reúne la juventud para orar o divertirse, etc. etc.


También todo lo relativo a la oratoria, a la elocuencia o al orador.


Locutorio:


Con origen en el latín (de locutor, locución).


Habitación o departamento en conventos, dividido por rejas. Lugar destinado al uso individual del teléfono, etc.


Conservatorio:


Con origen en el latín.


Que contiene o conserva alguna o algunas cosas.


Establecimiento, oficial por lo común, en el que se dan enseñanzas de música, declamación y otras artes conexas.


¿Dice usted “habemos”?


Incorrecto.


En la lengua culta actual, la primera persona del plural del presente de indicativo del verbo haber es: hemos, y no la forma arcaica “habemos”. Digamos: hemos llegado, en lugar de, habemos llegado. Es hoy un vulgarismo propio del habla popular que debe evitarse en el habla culta.


También debe evitarse el uso de habemos con el sentido de "somos o estamos", puesto que el verbo haber, cuando se emplea para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, es impersonal y, como tal, se usa solo en tercera persona del singular: Hay pocos educados en el pueblo. Había tres personas en la habitación. Por lo tanto, si quien habla desea incluirse en la referencia, debe decir: Somos pocos los educados en el pueblo, Estamos tres personas en la habitación.


Correcto:


Solo es admisible hoy en la lengua culta el uso de “habemos” como primera persona del plural del presente de indicativo de la expresión coloquial habérselas con una persona o cosa ("enfrentarse a ella o tratar con ella a la fuerza"): Ya sabes con quién nos las habemos. Nos las habemos con un asesino despiadado.