Columnistas

Candidatos y candidotes
Autor: Rubén Darío Barrientos
20 de Diciembre de 2012


El 24 de abril de este año, Germán Vargas Lleras dijo a pie juntillas que descartaba ser candidato a la Presidencia de la República para el 2014.

El 24 de abril de este año, Germán Vargas Lleras dijo a pie juntillas que descartaba ser candidato a la Presidencia de la República para el 2014. Habló hasta por la voz de la conciencia, señalando que si había aceptado el reto de ejecutar el proyecto de construir 100.000 casas gratis (como ministro de la Vivienda), era porque se comprometía a dejar de lado sus apetencias políticas. No empece lo anterior, el nieto de Carlos Lleras Restrepo aseveró recientemente que sería candidato presidencial, siempre y cuando el presidente Juan Manuel Santos no arrancara para la reelección. ¿Sí pero no? ¿Estrategia o convicción? ¿Obsesiones o lealtad política?


Por los lados de agosto, algunos cercanos a Andrés Pastrana lanzaron el globo de que éste sería candidato presidencial para el 2014. Y que su meta era “buscar la paz”. Ante el pasmo general y hasta la emisión de frases sarcásticas, al día siguiente el hijo de Misael Pastrana Borrero desechó cualquier pretensión de buscar el solio de Bolívar. ¿Pulso o vanidad? ¿Anhelos o frases al viento? ¿Amigos que lo proclaman o fariseos que lo ridiculizan? También este año, por los lados de Semana Santa, Angelino Garzón apartó el cáliz de ser candidato a la Presidencia para el 2014. Y hace unos 4 meses, de contera, el bugueño dijo que tampoco le jalaba a ser nueva fórmula vicepresidencial. ¿Inteligencia o realidad de salud? ¿Pérdida de electorado o cansancio? ¿Tanteo o despedida política?


Antes de lanzarse a la reelección para la Procuraduría General de la nación, Alejandro Ordóñez juró que descartaba ser candidato presidencial para el 2014. Ya es historia, porque está atornillado al cargo actual y ganó sorprendentemente con una votación avasallante. Entretanto, las Farc hicieron pública una manifestación en el sentido de que si el proceso de paz tenía éxito, presentarían un candidato para el 2014. El Puro Centro Democrático agita nombres para lanzar también su candidato. Hablan de Óscar Iván Zuluaga. No faltan los que sacan a la palestra a: Juan Camilo Restrepo, Juan Carlos Echeverry, Rafael Pardo, Vivian Morales, Lucho Garzón, Jorge Enrique Robledo y hasta Navarro Wolff.


El presidente Santos dijo hace algún tiempo que si lograba los objetivos trazados no se lanzaría nuevamente. Pero es inocultable su prurito de seguir gobernando. Frente a los ímpetus y ganas de Vargas Lleras y Juan Manuel Santos, no hay duda de que son candidatos y nosotros, cuando nos llenan de cuentos, somos candidotes. Son tan candidatos como Clara López, ya elegida por una facción del Polo Democrático Alternativo (de centro izquierda). Colombia se ha tornado en un escenario de 8 años. Es certano que Juan Manuel llegó en el 2010 con los votos de Uribe y que ahora se sabrá, a ciencia cierta, los votos que tiene a su favor.


El artículo 197 de la C.N. pergeña que hay una inhabilidad para aspirar a la Presidencia de la República, cuando no se renuncia a un cargo estelar con un año de antelación a las elecciones. Mejor dicho, la fecha límite para dimitir es la del entrante 28 de mayo de 2013. ¿Renunciará Vargas Lleras? ¡Averígüelo Vargas! Y hablando de cosas terrenas, se ciernen dos incógnitas sobre sendos personajes nacionales que quieren acariciar la presidencia: Gustavo Petro y Sergio Fajardo. A ninguno de los dos les ha ido bien gobernando hogaño. ¿Se irán en cinco meses de sus cargos de elección popular? No parece, porque sus administraciones no despegan. Están eclipsados por muchos. Puede que quieran ser candidatos, pero quienes los vean en su bola de cristal como fuertes, son candidotes…