Territorio

Strike in La Guajira began with a severe drought
Con una fuerte sequía inició paro en La Guajira
Autor: Maira Alejandra Arbeláez
11 de Agosto de 2014


Desde hoy, habitantes y líderes del Comité Cívico por la Dignidad de La Guajira negociarán con el Gobierno Nacional el pliego de peticiones para mejorar las condiciones de vida en este departamento.


terriorio@elmundo.com


Con una fuerte sequía que no solo ha cobrado la muerte de niños por desnutrición sino que ha ocasionado que los hatos ganaderos se estén acabando, que los cultivos se estén secando y, sobre todo según sus habitantes por la indiferencia que ha tenido el Gobierno Nacional ante la situación, La Guajira inició un paro indefinido que según sus habitantes no terminará hasta que el presidente Santos no les dé prontas soluciones. 


Felipe Rodríguez, coordinador del Comité Cívico por la Dignidad de La Guajira, dijo en Riohacha a EL MUNDO que “hay paro porque el Gobierno de Juan Manuel Santos se ha convertido en un ‘tilín, tilín’ y no nos da soluciones concretas. La Guajira está atravesando por el peor momento de toda su historia, como departamento, estamos inmersos en un gran problema social”.


Agregó que con este paro queremos darle inicio a “La ruta de la sed”, puesto que los problemas de este departamento no son solo ocasionados por la fuerte sequía sino que están relacionados con la salud, educación, economía y servicios públicos, entre otros, el panorama de La Guajira es muy delicado, y con poca respuesta oficial. 


El líder cívico explicó que “nosotros estamos viviendo el peor momento como departamento y eso se ve reflejado en las siguientes cifras: solo tenemos una red de alcantarillado del 32 % mientras que al 68 % restante les toca hacer sus necesidades en letrinas o al aire libre”.


Además, solo está terminado el 60 % del acueducto y el índice de pobreza es del 60 %, mientras que un 30 % es declarado en pobreza extrema, destacó. 


¿Dónde están las soluciones?


Por la razón de no saber en ¿dónde están las soluciones? Rodríguez reiteró que este paro cívico será indefinido y pacífico, tenemos un pliego de peticiones que daremos a conocer (ver gráfico), y por esta razón solo se levantará cuando el Gobierno decida dialogar con una comisión sincera y bien estructurada, dispuesta a colaborar para mitigar la situación, que ofrezca soluciones claras y efectivas a cada una de las problemáticas del departamento.


Destacó que “no es justo que el Gobierno siempre nos responda con anuncios, promesas o proyectos, ya es hora de que seamos escuchados y que reconozcan que la situación de La Guajira es real y necesita de prontas soluciones para sus habitantes, no es justo que sigan muriendo niños por sed y desnutrición”. 


Sin embargo, Luis Medina Toro, director General de Corpoguajira, indicó que después de la visita del presidente Santos a La Guajira, varios fueron los temas que se acordaron para dar solución a la situación de este departamento, y que ayudarían no solo a mitigar esta situación de sequía sino próximos fenómenos ambientales.


Aseveró que “las medidas y las soluciones serían muy buenas si se ejecutaran los proyectos que tanto dice el Gobierno, es decir, que brinden soluciones definitivas, algunas de ellas sería la implementación de pozos a 500 metros de profundidad”. 


Por su parte, Juan Manuel Santos, presidente de la República, reiteró el compromiso con La Guajira, pues durante la entrega de la ayuda humanitaria de alimentos y agua en el municipio de Nazareth, primer acto de Gobierno de su segundo mandato, indicó que el compromiso de su administración con esa región del país ha estado presente y permanecerá en su segundo periodo. 


Agregó que “mi compromiso con La Guajira ha estado presente desde hace cuatro años, cuando me posesioné en el año de 2010, 7 de agosto, y que se ha venido manifestando en muchas formas”.


Continúan las ayudas para La Guajira 


La empresa de minería y transporte Cerrejón anunció hoy que aportará 2.000 millones de pesos adicionales a los planes que desarrolla para abastecer de agua a los habitantes del departamento de La Guajira, una de las zonas más afectadas por la sequía que azota el norte del país.


Esta cantidad se une a los 1.000 millones de pesos que la compañía ha invertido desde abril de este año a este fin, además del equipo técnico de quince personas que se desplazó a la zona para buscar suministros alternativos, indicó la empresa en un comunicado.


Sin embargo, el empeoramiento de la situación en las última s semanas y la cercanía del fenómeno de El Niño, cuyos efectos se sentirán desde octubre hasta el primer trimestre de 2015, han llevado a Cerrejón a intensificar su inversión.


Roberto Junguito, presidente de Cerrejón, destacó que “entendiendo que el fenómeno de El Niño apenas está comenzando, decidimos incrementar nuestra inversión en diferentes programas y proyecto de abastecimiento y acceso que le permitan a más personas de La Guajira contar con agua durante la sequía”.


Finalmente, Rodríguez aclaró que “ya no vamos a esperar más al Gobierno, queremos con esto tener grandes soluciones para La Guajira, ya no podemos seguir en esta situación tan precaria”. 



Sobre el desastre ambiental en el Casanare

De acuerdo con información de la Contraloría General de la República, actividades de sísmica y perforación petrolera, la construcción de vías y el impacto de la ganadería y los cultivos de arroz secano, tuvieron incidencia en la grave sequía que sufrió a principios de año el departamento de Casanare, y particularmente el municipio de Paz de Ariporo.


El informe, realizado por un equipo de la Contraloría Delegada de Medio Ambiente que visitó la zona, indica que “la crisis presentada en el Casanare no obedece exclusivamente al calentamiento global, sino que se dio, en gran proporción, como respuesta a la serie de actividades antrópicas no planificadas (principalmente arroz secano, ganadería, construcción de vías y actividades de sísmica y perforación), las cuales generaron impactos acumulativos y sinérgicos que rompieron el equilibrio ecosistémico que presentaba la región”.


El organismo de control encontró que hay una presunta responsabilidad con relación a este desastre por parte de las entidades ambientales y territoriales que fueron objeto de esta Actuación Especial de Fiscalización: Corporinoquia, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), la Agencia Nacional de Hidrocarburos  (ANH) y el municipio de Paz de Ariporo.


Respecto a la actividad de sísmica y la exploración / explotación petrolera en Paz de Ariporo, la CGR encontró que la ANH ha desatendido recomendaciones de sus propios manuales de actividades de exploración sísmica, encaminados a conocer el estado del recurso hídrico superficial y subterráneo previo a las labores de exploración, a efecto de contar con criterios, estudios y registros previos al desarrollo de estas actividades (sísmica y perforación de pozos), que permitan tanto a la ANH como a las demás autoridades del Estado tomar decisiones fundamentadas en información confiable, reciente, oportuna, idónea y suficiente.